25 septiembre 2022

Proyectan con China obras en el Urquiza, Belgrano Norte y Sarmiento

Transporte firmó tres memorandos de entendimiento con empresas chinas. Se analizarán obras de modernización de la infraestructura y la compra de material rodante para las tres líneas. Destaca la posibilidad de electrificación del Belgrano Norte. Se agudiza la incertidumbre respecto de la ampliación de la flota del Sarmiento.

Más leídos





El ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, y el titular de SOFSE-ADIF, Martín Marinucci, firmaron este miércoles tres memorandos de entendimiento con las empresas chinas CRRC Sifang Argentina y CRIG Sudamérica para analizar la ejecución de obras de infraestructura y la adquisición de material rodante para los ferrocarriles Urquiza, Belgrano Norte y Sarmiento, informó el Ministerio a través de un comunicado de prensa.

Marinucci y Guerrera junto al representante de CRIG, Yi Han.

El anuncio aparece al mismo tiempo que trasciende la liberación del financiamiento chino para las represas patagónicas y el inminente viaje presidencial a Pekín, lo que parecería indicar un relanzamiento de la relación económica y comercial con el gigante asiático, empantanada en el último lustro. Esta posibilidad cobra mayor trascendencia en el marco de las conocidas diferencias entre el gobierno argentino y el FMI con relación al acuerdo que permita refinanciar la deuda contraída por la administración anterior.

En lo que al Urquiza respecta, el entendimiento fue rubricado con la empresa CRRC Qingdao Sifang y evaluará proyectos como la renovación de 60 kilómetros de vías entre las estaciones Federico Lacroze, en la Capital Federal, y General Lemos, en el partido bonaerense de San Miguel. También se contemplarán trabajos de repotenciación del sistema de tercer riel, la intervención de estaciones y entorno, la renovación de equipos de señalamiento y telecomunicaciones, construcción de pasos bajo nivel y de cerramientos perimetrales en todo el trazado.

Un punto a destacar del texto rubricado con China es que se incorpora la posibilidad de adquirir material rodante para el Urquiza, que opera actualmente con formaciones Toshiba incorporadas al servicio entre 1974 y 1978. Si bien la flota se encuentra en buenas condiciones generales, no sólo evidencia el paso del tiempo en cuestiones estructurales y de confort –por ejemplo, los coches no poseen aire acondicionado– sino que resulta insuficiente para poder aumentar las frecuencias en la línea.

En lo que hace al Belgrano Norte, el memorando fue firmado con la empresa China Railway International Group (CRIG) para analizar la renovación de 94 kilómetros de vías entre Retiro y Villa Rosa –actual cabecera en el partido bonaerense de Pilar–, instalación de nuevo señalamiento y sistemas de telecomunicaciones, trabajos en entornos de estaciones, la construcción de pasos a distinto nivel, y la extensión de cabecera hasta el parque industrial Pilar (15 kilómetros), entre otros proyectos.

Para el Belgrano Norte también se contempla la posibilidad de electrificación y adquisición de nuevo material rodante. La línea opera hoy con una flota de coches remolcados de orígenes, fechas de fabricación y características variopintas. La tracción está asegurada por locomotoras diésel General Motors G-22 fabricadas durante la década de 1970, cuya fatiga se hace sentir cada vez más sobre la calidad de un servicio que supo ser altamente valorado por los usuarios hasta hace pocos años atrás. El acuerdo anunciado tiene el antecedente de una negociación encarada por el ex ministro Meoni con otra empresa china, CMC.

El Estado ejecuta actualmente importantes obras de infraestructura en la línea Belgrano Norte, pero sigue subsidiando a la operadora privada Ferrovías, cuya concesión se encuentra vencida desde 2018.

Los anuncios de inversiones para las líneas Belgrano Norte y Urquiza suponen la asunción tácita de que el Estado prevé hacerse cargo de su administración. Hasta ahora, son las únicas dos líneas de la red metropolitana que permanecen operadas por privados, si bien las concesiones de Ferrovías y Metrovías llevan respectivamente cuatro y cinco años caducas. En lo formal, sigue vigente un decreto de Mauricio Macri para volver a privatizar la operación de ambas líneas, aunque la actual gestión lo considera –de palabra– descartado. En septiembre pasado el ministro Guerrera habilitó una nueva prórroga de las concesiones vencidas de Ferrovías y Metrovías, con la promesa de iniciar el traspaso a la SOFSE (“Trenes Argentinos”), que hasta el momento no ha comenzado. Cabe recordar que todas las inversiones actualmente en curso en la línea Belgrano Norte son ejecutadas por el Estado a través de la ADIF (“Trenes Argentinos Infraestructura”).

En cuanto al Sarmiento, el entendimiento fue alcanzado también con la empresa CRIG. Los puntos a analizar para dicho ferrocarril incluyen la rehabilitación de las vías 1 y 2 de interconexión con el Subte –en los andenes centrales de la estación Plaza Miserere, compartida con la línea A y abandonada desde 2012–, la renovación de vías pendientes entre Once-Moreno, Luján-Mercedes y Merlo-Lobos; las obras de acondicionamiento del tendido eléctrico; la concreción del sistema de señalización pendiente Caballito – Villa Luro; la instalación del anillo de fibra óptica Once-Moreno con operación a distancia y un nuevo edificio de Control Trenes y talleres centrales en Haedo, entre otras obras.

Para el Sarmiento, en cambio, la cuestión del material rodante sigue siendo confusa. Al respecto, el comunicado difundido por Transporte menciona, casi hacia el final, que se evaluará con la empresa CRRC International la compra de 45 coches para el Sarmiento, compra que ya se había anunciado en diciembre de 2020 pero sobre la que no existen hasta ahora novedades. Esta es la primera vez que se menciona dicha adquisición en comunicaciones oficiales desde que el presidente de la SOFSE, Martín Marinucci, indicara que la flota del Sarmiento sería ampliada, en cambio, con 10 de las 70 formaciones eléctricas cuya fabricación se adjudicó recientemente a la empresa rusa TMH. 

En el texto difundido por Transporte se informó que también se estipula adquirir 111 coches para la línea Belgrano Sur, 20 para el Tren de la Costa (perteneciente a la línea Mitre), 90 para servicios regionales y de cercanías, rieles, aparatos de vías y tecnología para la operación ferroviaria. Todas estas compras ya habían sido pactadas con China con la firma del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y del entonces ministro de Transporte, Mario Meoni, en diciembre de 2020, sin que se conocieran noticias ni fotografías sobre su estado de fabricación. El comunicado tampoco hace mención a la situación de los 200 coches adicionales adquiridos a CRRC para la línea Roca, que también se superpone con la reciente adjudicación a la rusa TMH.

De la firma de los tres acuerdos estuvo nuevamente ausente Rodrigo Rufeil, el responsable de Ferrocarriles Argentinos, la entidad que –por ley– tiene la responsabilidad de articular el sistema ferroviario nacional y es formalmente titular de SOFSE (“Trenes Argentinos Operaciones”), ADIF (“Trenes Argentinos Infraestructura”) y BCyL (“Trenes Argentinos Cargas”), confirmando la intrascendencia institucional y política en que las actuales autoridades mantienen a la empresa.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios