5 octubre 2022

Más precisiones sobre la compra de 70 trenes eléctricos a TMH

El Ministerio de Transporte y la SOFSE detallaron el destino de los 70 trenes eléctricos adjudicados a TMH la semana pasada: 35 de ellos irán a la línea Roca, 10 al Sarmiento y 25 al San Martín una vez culminada la obra de electrificación. Las dudas sobre las compras de trenes adicionales a CRRC para el Roca y el Sarmiento.

Más leídos





El Ministerio de Transporte y Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) brindaron detalles sobre el destino de los 70 trenes eléctricos adjudicados la semana pasada a TMH.

El presidente de SOFSE, Martín Marinucci, precisó que, tal como se preveía, los 70 trenes no estarán destinados en su totalidad a la línea San Martín sino que serán repartidos entre esta, la línea Roca y la línea Sarmiento. Esto respeta las previsiones que se habían establecido en el pliego original de la licitación, lanzada en 2018.

Según detalló Marinucci, 35 trenes serán destinados a la línea Roca, 25 a la línea San Martín una vez electrificada y los 10 restantes a la línea Sarmiento.

De acuerdo con el ministerio, las primeras unidades que comenzarán a llegar al país -a partir del segundo año del contrato- serían las 35 del Roca y las 10 del Sarmiento, quedando las del San Martín para una segunda etapa, “a partir del cuarto año”. Esto refleja las dilaciones que sufrió el proyecto de electrificación de la línea San Martín, cuya licitación acaba de ser dada de baja y será relanzada con nuevos pliegos.

Línea Roca

Las 35 formaciones (de ocho coches cada una) que se destinarán a la línea Roca permitirán “reemplazar 12 unidades Toshiba” y ampliar la flota para “mejorar la frecuencia de todos los ramales”, explicó Marinucci.

Según detallaron desde SOFSE a enelSubte, la apuesta es garantizar una frecuencia de cinco minutos en el sector Plaza Constitución – Temperley y de seis minutos entre Plaza Constitución y Berazategui, aprovechando a pleno las capacidades del señalamiento automático de la línea.

La frecuencia de los ramales a Ezeiza y Alejandro Korn pasaría de los actuales 12 minutos a 10; la de los ramales La Plata y Bosques vía Quilmes pasaría de 24 a 12; y la del ramal Bosques vía Temperley de 12 a 6. Para cumplir con estas previsiones, se destinarían 25 formaciones a los ramales Ezeiza y Korn, 23 para los ramales vía Quilmes y 17 para Bosques vía Temperley, con sus correspondientes reservas técnicas.

Este plan requeriría un total de 78 formaciones, lo que quedaría cubierto con los actuales 300 coches CRRC más los 280 TMH.

Esta cuestión echa un manto de dudas sobre la compra de 200 coches CRRC adicionales para la línea, comprometida desde 2018 pero actualmente paralizada, que apuntaba a que los actuales trenes fueran alargados de 7 a 8 coches, al reemplazo de los Toshiba y a la ampliación de la flota; al menos estos últimos dos objetivos quedarían cubiertos por los trenes TMH. En el caso de que se avance con los CRRC en adición a los TMH, la línea Roca quedaría con una flota demasiado abundante para sus necesidades actuales, lo que permite pensar en la posibilidad de electrificar nuevos tramos, tales como Bosques – Villa Elisa o Haedo – Temperley, entre otros.

Línea Sarmiento

La línea Sarmiento recibirá 10 formaciones TMH. Con estas unidades se ampliará la flota actual. Según detalló Marinucci, el objetivo es mejorar “la frecuencia actual de 8 minutos a tan solo 5”. En este caso, son dos los puntos que aún quedan por aclarar.

Por un lado, estas diez formaciones deberán tener características diferentes a las del Roca y el San Martín, ya que los trenes de la línea Sarmiento son alimentados por tercer riel y no por catenaria, y operan con una tensión distinta a la de esas líneas.

La mención a la línea Sarmiento en los pliegos originales del 2018 estaba relacionada con el hecho de que en ese entonces estaba en marcha la obra de soterramiento de la línea, en el marco de la cual se planeaba reelectrificarla con catenaria y tensión de 25 kV, la misma tecnología que el Roca y el San Martín. Pero el soterramiento está paralizado desde hace años y no tiene perspectivas de ser retomado, más allá de que formalmente se lo continúa incluyendo en los proyectos de Presupuesto.

Por otro lado, la línea Sarmiento ya tenía comprometida una compra de trenes adicionales a CRRC: en diciembre de 2020 se había firmado la adquisición de cinco nuevas formaciones idénticas a las actuales.

Al igual que en el caso del Roca, la eventual introducción de los trenes TMH echa dudas sobre la conveniencia de continuar con esta operación y en todo caso plantea la alternativa de reconvertirla en una compra de formaciones adicionales para la línea Mitre, que pese a que su electrificación será extendida no tiene comprometidas compras de material rodante adicional.

Se prevé que la flota de la línea Sarmiento quedará compuesta por los actuales 225 coches CRRC y 80 TMH, lo que representaría un total de 35 trenes (25 de nueve coches y 10 de ocho). De concretarse la compra de los CRRC adicionales, la cantidad total de formaciones se elevaría a 40.

Línea San Martín

Aunque el San Martín era el destinatario más obvio de los trenes TMH, la línea sería la última en recibirlos, a partir del cuarto año de la firma del contrato.

La línea recibirá 25 trenes de ocho unidades, uniformando su flota con un total de 200 coches TMH. Esto, en conjunto con la obra de electrificación, permitirá una mejora de la frecuencia, pasando “de los 15 minutos actuales a 8”, detalló Marinucci.

Desde el ministerio puntualizaron que para cuando estos trenes lleguen al país, el proyecto de electrificaciónque será relanzado con una nueva licitación, manteniendo el financiamiento del BIDestará en etapas avanzadas.

No se conoce aún cuál será el destino de las actuales formaciones de la línea San Martín, compuestas por coches remolcados CSR Puzhen y locomotoras CSR Qishuyan SDD7 –de las cuales recientemente se lanzó una licitación para adquirir más-. Se especula con que tanto el material rodante como el tractivo puedan ser reubicados en servicios regionales y suburbanos, tal como estaba previsto en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos de 2015 para cuando se completara la electrificación del ramal.

Son precisamente los segmentos de trenes regionales y suburbanos diésel, junto con las líneas Urquiza y Belgrano Norte, aquellos que concentran las necesidades de material rodante más urgentes. No obstante, para ninguno de ellos hay nada concreto aún: la compra de 30 DMU a China anunciada a fines de 2020 no registra avances, ni tampoco ha habido progresos en las negociaciones con Rusia en un sentido similar. Por su parte, la renovación del material rodante del Urquiza y el Belgrano Norte, brevemente mencionada en el proyecto del Presupuesto 2022, pareciera haber naufragado con la negativa del Congreso a aprobar esa ley.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios