23 septiembre 2021

Volvió a caer el uso del transporte público por las nuevas restricciones

Tras las nuevas restricciones a la movilidad por la segunda ola de la pandemia, en el fin de semana largo se redujo un 50% el uso del transporte público con respecto al fin de semana inmediatamente anterior. Esto representa un 71% menos de usuarios que en un fin de semana anterior a la pandemia. Luego de la suspensión de clases presenciales se frenó el crecimiento de la movilidad en días hábiles y se estabilizaron las cifras.

Más leídos





El uso del transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se redujo considerablemente tras la aplicación de las nuevas restricciones a la movilidad por la segunda ola de la pandemia, establecidas por el decreto 334/2021.

Según informó el Ministerio de Transporte de la Nación, durante el último fin de semana largo (sábado 22, domingo 23, lunes 24 y martes 25) circularon un promedio de 591.058 usuarios diarios, lo que implica una caída del 71% con respecto a un fin de semana previo a la pandemia.

Las cifras del último fin de semana largo representan, además, una caída de casi 50% con respecto al fin de semana inmediatamente anterior (15 y 16 de mayo), en el que había circulando un promedio de 1.081.183 usuarios (-52% con respecto a un fin de semana previo a la pandemia).

Hasta el momento, el promedio de usuarios diarios de transporte público en los fines de semana de mayo es de 820.169 pasajeros, cifra que -aunque parcial- se ubica por debajo de los promedios de abril (1,1 millón), marzo (1,3 mllón) y febrero (1,16 millón) y muy por debajo de las cifras de prepandemia (2 millones en marzo de 2020 previo al aislamiento).

En el caso de los días hábiles, se observa que desde la suspensión de clases presenciales en la provincia de Buenos Aires se frenó la tendencia alcista en el uso del transporte público que venía registrándose desde el verano, verificándose una cierta estabilización en torno a los 2 millones de usuarios diarios promedio, una reducción superior al 50% comparada con la prepandemia.

Los guarismos provienen de un relevamiento realizado por SUBE, que contempla tanto colectivos como trenes y Subte, y reflejan la tendencia a la disminución de la movilidad que acompaña las nuevas medidas restrictivas por la segunda ola de la pandemia, profundizadas por el último decreto.

Cabe recordar que, al igual que en etapas anteriores de la cuarentena, el uso del transporte público continúa reservado para trabajadores esenciales y exceptuados, que estén en posesión del Certificado Único Habilitante de Circulación (CUHC). En el caso de los ferrocarriles, es necesaria la reserva de lugar para viajar en las horas pico de la mañana y de la tarde en las líneas operadas por SOFSE (Mitre, San Martín, Sarmiento, Belgrano Sur y Roca).




Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios