4 diciembre 2022

El Metro de Santiago adjudicó la compra de 37 trenes para la futura línea 7

El Metro de Santiago adjudicó a Alstom la compra de 37 nuevos trenes de conducción automática para la futura línea 7. Las unidades serán fabricadas en Brasil y entregadas entre 2025 y 2026, de cara a la apertura de la línea prevista para 2027.

Más leídos





El Metro de Santiago anunció que adjudicó la licitación de compra del material rodante para la futura línea 7 de la capital chilena.

La licitación, que había sido lanzada hacia fines del año pasado, se resolvió en favor de Alstom, que será la encargada de fabricar 37 trenes de cinco coches cada uno (185 coches), con aire acondicionado y capacidad de 1250 pasajeros.

De acuerdo con la empresa, los coches serán fabricados en su planta de San Pablo, Brasil. Las unidades comenzarán a ser entregadas entre 2025 y 2026, a razón de dos trenes por mes. El contrato también incluye el mantenimiento de la flota por un plazo de 20 años.

Las formaciones serán de conducción automática y estarán preparadas para operar en GoA 4, el máximo grado de automatización (sin conducción humana). A su vez, contarán con sistema CBTC (Communications-Based Train Control).

Otras características de los trenes serán: cámaras externas e internas, pantallas de información variable al usuario, indicadores de estaciones e intercomunicadores entre los coches y el centro de operaciones, que podrán ser utilizados en caso de alguna eventualidad.

Según reportó la prensa chilena, la firma francesa venció en la compulsa a los consorcios CAF-Thales -que había sido la proveedora de los también automáticos trenes de las líneas 3 y 6– y Hitachi-CRRC-Temoinsa.

Se trata de la segunda flota que el Metro de Santiago compra a Alstom en los últimos años –tras los NS16 de las líneas 2 y 5-, luego de un período de varios años donde se optó por material rodante fabricado por CAF.

Cómo será la línea 7

La línea 7 cruzará la ciudad de oeste a este, uniendo Renca y Vitacura. Tendrá 26 kilómetros de extensión y 19 estaciones, ofreciendo combinaciones con las líneas 1, 2, 3, 5 y 6. Su construcción fue anunciada a mediados de 2017, aunque su trazado fue ligeramente modificado con posterioridad, y quedó autorizada a mediados de este año.

Al mismo tiempo que aliviará la línea 1 -la más utilizada, en un objetivo compartido con la ya inaugurada línea 6-la línea 7 llegará a tres localidades de la capital chilena que no contaban con estaciones de Metro (Renca, Cerro Navia y Vitacura), ampliando la cobertura de la red.

Hasta el momento, las obras de la línea presentan un 3,7% de avance, pero se estima que en el curso de 2022 ese porcentaje se incrementará significativamente con el inicio de las excavaciones de piques de construcción y ventilación y las futuras estaciones. Se estima que los trabajos estarán terminados para 2027. La inversión requerida es superior a los 2500 millones de dólares.

El Metro de Santiago, en plena expansión

Cabe recordar que la línea 7 no es la única obra de extensión en marcha del Metro de Santiago. Actualmente se está trabajando en las extensiones de las líneas 2 (cuatro nuevas estaciones) y 3 (tres nuevas estaciones), que tienen un 81% y un 68% de avance, respectivamente, y se lanzó la licitación para la prolongación de la línea 6 (una estación), para su combinación con una nueva línea de tren suburbano.

A su vez, también se están realizando estudios para las futuras líneas 8 y 9, de 19 y 17 km de extensión, respectivamente.

Sólo contando la red operativa para 2027 (es decir, excluyendo las líneas 8 y 9), la red de la capital chilena tendrá casi 180 km de extensión. Un contraste más que notable con el Subte de Buenos Aires que apenas tiene 57 km, ninguna estación en obraningún plazo para comenzar a construir líneas nuevas.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios