20 octubre 2021

Autorizan la construcción de la línea 7 del Metro de Santiago

El proyecto de la nueva línea 7 del Metro de Santiago, que cruzará la ciudad de este a oeste, recibió la aprobación de su estudio de impacto ambiental. Las obras comenzarán a fin de año y estarán terminadas para 2027. Sumada a otras extensiones en marcha y con alto porcentaje de avance, la red de la capital trasandina alcanzará los 174 km de extensión en pocos años más.

Más leídos





El Metro de Santiago anunció la aprobación del estudio de impacto ambiental de la futura línea 7, en lo que constituye un paso clave para el comienzo de las obras.

Según informó la empresa en un comunicado, el estudio fue aprobado por los representantes “de las secretarías regionales ministeriales de Medio Ambiente, Salud, Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, Economía, Energía, Minería, Desarrollo Social, Vivienda y Urbanismo, Planificación y Agricultura”, lo que a la vez “posibilitará la emisión de la Recomendación Satisfactoria […] por parte del Ministerio de Desarrollo Social y Familia”.

El visto bueno de las autoridades permitirá que el Metro de Santiago comience a ejecutar las obras de la línea antes de fines de este año. Esto incluye la preparación de “los terrenos para las obras civiles principales” y “el inicio de la etapa de excavación” de las siete estaciones ubicadas en el sector oeste de la línea, emplazadas en las comunas de Renca, Cerro Navia y Quinta Normal.

Los túneles, informó la empresa, serán construidos con una máquina tuneladora, siendo la primera vez que se emplea una tecnología de este tipo en las obras de Metro de la capital chilena. Se estima que para el primer semestre de 2022 ya estarán en curso las excavaciones de “piques de construcción, piques de ventilación y [todas] las futuras estaciones”. Se calcula que la inversión requerida es de 2528 millones de dólares y que las obras estará terminadas para 2027.

A la espera de la aprobación del impacto ambiental, el Metro de Santiago ya había avanzado con algunas licitaciones, tal como la compra de 37 nuevos trenes de conducción automática, lanzada a principios de este año, tal como informó entonces enelSubte. También se iniciaron las licitaciones para “mitigaciones ambientales, sistemas de comunicaciones, puertas de andén y comando centralizado e ingeniería de detalle de estaciones. A su vez, están próximas a iniciarse “las licitaciones de equipamiento”, entre las que se incluyen “escaleras mecánicas y ascensores, puertas de peajes y máquinas automáticas de pago, y ventilación forzada”, según detalló Metro de Santiago en un comunicado.

La línea 7 cruzará la ciudad de oeste a este, uniendo Renca y Vitacura. Tendrá 26 kilómetros de extensión y 19 estaciones, ofreciendo combinaciones con las líneas 1, 2, 3, 5 y 6. Su construcción fue anunciada a mediados de 2017, aunque su trazado fue ligeramente modificado con posterioridad.

Al mismo tiempo que aliviará la línea 1 -la más utilizada, en un objetivo compartido con la ya inaugurada línea 6-, la línea 7 llegará a tres localidades de la capital chilena que no contaban con estaciones de Metro (Renca, Cerro Navia y Vitacura), ampliando la cobertura de la red. Con su habilitación, más la de otras obras en curso, para 2027 la red de la capital trasandina alcanzará una extensión de 174 kilómetros.

Avances en las extensiones de las líneas 2 y 3

El Metro de Santiago destacó que, además de los avances en el proyecto de la futura línea 7, se está trabajando a buen ritmo en la extensión de las actuales líneas 2 y 3.

En el caso de la línea 2, que cubre el eje norte-sur de la capital, se trata de una ampliación en 5,2 km desde su actual cabecera sur en La Cisterna, con cuatro nuevas estaciones: El Bosque, Observatorio, Copa Lo Martínez y El Pino. Esta obra presenta un 73% de avance.

En el caso de la línea 3, la última inaugurada (en 2019), se trata de una ampliación en 3,8 km desde su actual cabecera norte en Los Libertadores, con tres nuevas estaciones: Ferrocarril (donde combinará con una nueva línea de Metrotren), Lo Cruzat y Plaza de Quilicura. Esta obra cuenta con un 57% de avance.

Con la habilitación de estas dos ampliaciones, la red de la capital trasandina rozará los 150 km de extensión. Buenos Aires, en contraste, tiene 57 km y ninguna estación en construcción.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios