20 septiembre 2021

El Metro de Santiago licita los estudios para las líneas 8 y 9

El Metro de Santiago lanzó la licitación de los estudios de las futuras líneas 8 (Providencia - Puente Alto) y 9 (Santiago - La Pintana). En paralelo, se trabaja en la extensión de las líneas 2 y 3 y en la construcción de la nueva línea 7. Sólo contando estas últimas obras, la red de la capital trasandina tendrá 174 km de extensión para 2027, triplicando al Subte porteño.

Más leídos





El Metro de Santiago lanzó el pasado fin de semana las licitaciones para los estudios de las futuras líneas 8 y 9 de la capital chilena. Ambas líneas habían sido anunciadas a mediados de 2018.

Según detalló la empresa en un comunicado, los estudios abarcan la contratación de servicios de “asesoría especializada” para elaborar “las ingenierías básicas de ambos trazados, estudios de suelo, asesoría ambiental y equipos de soporte transversal al proyecto”.

La decisión fue tomada luego de que el Ministerio de Hacienda del vecino país otorgara “la autorización del financiamiento para la etapa de factibilidad”, lo que liberó los fondos para varias licitaciones asociadas a los proyectos de ambas líneas.

Red proyectada del Metro de Santiago
Proyección del Metro de Santiago para 2030, con las extensiones de las líneas 2 y 3 y las nuevas líneas 7, 8 y 9.

La línea 8 tendrá 19 kilómetros de extensión y unirá Providencia con Puente Alto, con 14 estaciones que estarán ubicadas en el eje de las avenidas Los Leones-Macul-La Florida. Conectará con las líneas 1 y 6 en Los Leones, con la línea 3 en Chile España y con la línea 4 en Macul. Se estima que la línea 8 permitirá descomprimir las demandadas líneas 4 y 5 de la red, que llegan a su área de influencia.

La línea 9, en tanto, tendrá 17 km de extensión y conectará el centro de Santiago con La Pintana, comuna que no cuenta con estaciones de metro. Esta línea discurrirá por el eje de la avenida Santa Rosa, superponiéndose con un corredor de buses. Combinará con la línea 1 en Santa Lucía, con la línea 3 en Matta, con la línea 6 en Bío Bío y con la línea 4A en Santa Rosa. Se estima que permitirá descomprimir las líneas 2, 4 y 5.

“Esta es una maravillosa noticia para los vecinos de la zona sur de Santiago. La línea 8 podría acortar en un 60% los tiempos de viaje entre Providencia y Puente Alto, y también a La Florida. La Línea 9, por su parte, reducirá en un 70% los tiempos de traslado entre el centro de Santiago y La Pintana”, detalló el presidente del Metro de Santiago, Louis de Grange.

Se calcula que ambas líneas podrían estar en operación para el año 2030.

Este mismo jueves, el Metro de Santiago anunció la colocación de bonos por 650 millones de dólares en el mercado internacional, a una tasa del 3,7% y a 40 años, lo que permitirá financiar “las inversiones iniciales” de las citadas líneas 8 y 9, así como “parte del proyecto de la línea 7 [y] las extensiones de la línea 2 y la línea 3” (ver detalle más abajo). La construcción de líneas en Santiago, históricamente, se financia en parte con deuda y en parte con recursos propios.

Las obras en marcha: extensiones de las líneas 2 y 3 y nueva línea 7

Amén de los proyectos de estas dos nuevas líneas, el Metro de Santiago se encuentra trabajando simultáneamente en tres frentes de obra: las extensiones de las líneas 2 y 3 y la nueva línea 7.

En el caso de la línea 2, que cubre el eje norte-sur de la capital, se trata de una ampliación en 5,2 km desde su actual cabecera sur en La Cisterna, con cuatro nuevas estaciones: El Bosque, Observatorio, Copa Lo Martínez y El Pino. Esta obra presenta un 75% de avance.

En el caso de la línea 3la última inaugurada (en 2019)se trata de una ampliación en 3,8 km desde su actual cabecera norte en Los Libertadores, con tres nuevas estaciones: Ferrocarril (donde combinará con una nueva línea de Metrotren), Lo Cruzat y Plaza de Quilicura. Esta obra cuenta con un 58% de avance.

En paralelo, se trabaja en la construcción de la nueva línea 7, obra que está dando sus primeros pasos tras haber sido autorizada meses atrás, tal como oportunamente explicó este medio. La línea 7 cruzará la ciudad de oeste a este, uniendo Renca y Vitacura. Tendrá 26 kilómetros de extensión y 19 estaciones, ofreciendo combinaciones con las líneas 1, 2, 3, 5 y 6. En este caso, el porcentaje de avance es de 3,3%.

Sin contar a las nuevas líneas 8 y 9, y sólo considerando las obras en ejecución, la red de la capital chilena alcanzará una extensión de 150 km para 2023 (ampliaciones de las líneas 2 y 3) y de 174 km para 2027 (línea 7).

El Subte de Buenos Aires, en tanto, tiene apenas 57 km de extensión, ninguna estación en obra -pese a que algunas, como Sáenz, están adjudicadas desde hace 10 años y ningún plan para comenzar a construir líneas nuevas: la licitación de los estudios de la línea F fue postergada por 12° vez en dos años.




Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios