22 abril 2021

Tren Patagónico busca retener la concesión del ramal a Bariloche

La empresa rionegrina, única operadora provincial que sobrevive, busca retener el control del servicio Viedma - Bariloche más allá del vencimiento de su concesión, que ocurrirá en 2023. Sin embargo, la ley no admite una simple continuidad en las condiciones actuales y debería adaptarse al nuevo marco normativo, devolviendo la gestión de la infraestructura a Ferrocarriles Argentinos.

Más leídos





Tren Patagónico busca retener el manejo del ramal Viedma – San Carlos de Bariloche más allá del vencimiento de su concesión, previsto para mayo de 2023. La empresa provincial rionegrina opera esa porción del Ferrocarril Roca en virtud de un decreto de Carlos Menem de 1992, que permitió concesionar tramos de la red ferroviaria a las provincias que quisieran sostener servicios de pasajeros.

Semanas atrás el presidente de Tren Patagónico, Néstor Bruno, sostuvo diversas reuniones con autoridades nacionales para negociar la continuidad de la operación en manos provinciales. “Debe hacerse con tiempo. Es una decisión del Estado nacional que nos la den, pero somos muy auspiciosos en que conservaremos el ramal”, dijo Bruno al diario Río Negro tras reunirse con el subsecretario de Transporte Ferroviario, Agustín Special.

La continuidad de Tren Patagónico, sin embargo, no podría darse en los términos actuales de acuerdo a la ley 27.132 de Ferrocarriles Argentinos, sancionada en 2015. La norma no impide que la empresa local continúe prestando servicios, pero sí que conserve la administración exclusiva de la infraestructura del ramal Viedma-Bariloche, hoy escindido del resto del Ferrocarril General Roca.

Tal como ocurre con las concesiones cargueras y las de las líneas Urquiza y Belgrano Norte, la de la empresa rionegrina es una concesión integral que nunca fue adecuada a la recuperación de la gestión nacional de la infraestructura ferroviaria que dispuso la ley 27.132. Su artículo 3 ordena al Estado nacional “rescatar, reconvenir o en su caso renegociar” no sólo las concesiones privadas sino también “los contratos de concesión suscritos con las provincias en el marco del decreto 532 del 27 de marzo de 1992″.

Si bien otras provincias tenían concesiones nominales de sectores de la red ferroviaria nacional, al momento de sancionarse la ley sólo dos permanecían activas: Ferrobaires y Tren Patagónico. Con la extinción de Ferrobaires y su traspaso a la Nación, que se materializó entre 2016 y 2017, la operadora rionegrina es la única que quedó bajo este régimen ya caduco.

Los presidentes de SOFSE y Tren Patagónico sostuvieron una reunión y discutieron la posibilidad de firmar un convenio.

Lejos de prever su transferencia a la Nación, como ocurrió con SEFECHA (Chaco), UEFER (Entre Ríos) y Ferrobaires, el presidente de la empresa rionegrina abordó con Martín Marinucci, titular de la operadora nacional SOFSE, la posibilidad de firmar “un convenio marco para operar trenes en conjunto”.

A su vez, analizaron la posibilidad de rehabilitar el tramo Bahía Blanca – Camen de Patagones, inactivo desde 2011, de forma tal que puedan prestarse servicios ferroviarios entre Plaza Constitución y San Carlos de Bariloche. La reactivación de este servicio, que no circula desde hace más de 25 años, estaba prevista en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos con cuatro frecuencias semanales y obras de mejoramiento de vías, pero su aplicación fue suspendida durante la gestión anterior.




Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios