19 octubre 2021

¿Qué pasa con el ramal Bosques – Villa Elisa?

El ramal Bosques - Villa Elisa de la línea Roca permanece sin electrificar, con problemas de infraestructura y servicios de pasajeros de muy baja frecuencia y sólo en un corto tramo. ¿Puede retomarse el inconcluso proyecto de electrificación? ¿Cómo impactaría en los servicios y en los viajes de la zona sur? Actualidad y perspectivas.

Más leídos





La posibilidad de electrificar el sector Bosques – Villa Elisa de la línea Roca y de rehabilitar los servicios de pasajeros en toda su extensión es recurrentemente discutida.

La electrificación del sector estaba prevista en el proyecto original de los años 80, pero nunca fue ejecutada. Los servicios de pasajeros, en tanto, fueron suspendidos hace más de un cuarto de siglo, manteniéndose parcialmente, hasta Gutiérrez. Esto dejó sin trenes al tramo de Gutiérrez a Villa Elisa y cortó la posibilidad de ofrecer servicios a La Plata por vía Temperley.

La electrificación

Las obras de electrificación del tramo Bosques – Villa Elisa estaban contempladas en el proyecto original japonés para la línea Roca en una segunda etapa.

En la segunda mitad de la década del 80, y una vez terminada la electrificación de los ramales Glew y Ezeiza, fueron instaladas a lo largo de todo el tramo entre Temperley y La Plata las columnas metálicas (“tipo Renfe”) para dar curso a las obras. No obstante, la crisis de 1989 provocó que el proyecto se frenara, lo que también implicó el abandono de los planes de electrificación del ramal La Plata y la vía Circuito.

En los años de la gestión privada se electrificaron únicamente dos pequeños tramos: Glew – Alejandro Korn (en 2002, con vía simple) y Temperley – Claypole (en 2004). Luego de varios intentos fallidos, la electrificación del Roca fue retomada con fuerza a partir de 2013. Pero la electrificación del sector Bosques – Villa Elisa, juzgada como la menos prioritaria, fue dejada de lado en favor de tramos más importantes tales como las vías 1 y 2 de la cuádruple y los sectores Avellaneda – La Plata, Berazategui – Bosques y Claypole – Bosques, que fueron inaugurados por etapas entre 2015 y 2018. Para las obras en varios de estos tramos se aprovecharon las columnas metálicas que habían quedado instaladas en los años 80.

Estación Gutiérrez, intermedia del ramal y cabecera de los servicios de pasajeros. Obsérvese la columna “tipo Renfe” para la electrificación inconclusa.

Con todo, el proyecto no había quedado olvidado: la construcción de la subestación eléctrica Quilmes, que quedó plenamente habilitada en 2019, se realizó previendo las necesidades energéticas del sector Bosques – Villa Elisa; y en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos (2015-2020) se lo menciona como un “tramo estratégico” a electrificar.

No obstante, una vez finalizadas las obras, la gestión anterior decidió dejar de lado la continuidad de la electrificación entre Bosques y Villa Elisa, tal como reveló entonces enelSubte

Pero hay indicios de que el proyecto no habría quedado descartado del todo. Apenas meses atrás, el presidente de Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE), Martín Marinucci, aseguró en el foro de la Fundación Metropolitana -que fue transmitido por este medio- que existen conversaciones “con ADIF para avanzar en la electrificación de sectores del Roca que están faltando“, declaraciones que no pasaron desapercibidas.

Desde ADIF intentaron bajarle el tono a esos dichos y explicaron que si bien es una idea que está en carpeta, no hay ningún proyecto armado ni hay obras previstas en ese sentido por el momento.

La infraestructura y los servicios de pasajeros

Hasta la década del 90, el ramal era cubierto por trenes de pasajeros en toda su extensión. Los servicios Haedo – La Plata desaparecieron y luego, con la concesión a Metropolitano, se acortaron los servicios hasta la estación Gutiérrez, quedando el tramo de Gutiérrez a Villa Elisa sin trenes de pasajeros.

Mapa de líneas de Metropolitano: obsérvese el ramal Temperley – Bosques – La Plata punteado entre Gutiérrez y La Plata

Esto motivó que en 1998 y 2002 se presentaran en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires sendos proyectos para exigir a Metropolitano el restablecimiento de los servicios de pasajeros en el sector Bosques – Villa Elisa – La Plata, los que no prosperaron. La única intervención de Metropolitano en el ramal fue la construcción de una parada intermedia entre Bosques y Gutiérrez, Santa Sofía, que fue inaugurada en 1999.

A pesar de no brindar servicios en el ramal, la empresa conservaba la concesión del sector, por lo que solía informarlo en sus mapas en línea punteada, una práctica que también continuó la UGOFE tras la rescisión del contrato de Metropolitano, en 2007, pero que desapareció con SOFSE. En las imágenes puede verse que tanto en el mapa de Metropolitano como en el de UGOFE el ramal Bosques – La Plata aparece representado en color marrón (aunque punteado entre Gutiérrez y La Plata).

UGOFE mantuvo, como Metropolitano, el ramal en línea punteada.

La circulación de trenes de pasajeros nunca se interrumpió del todo: ocasionalmente, ante cortes o problemas técnicos en la vía Quilmes se enviaron trenes rápidos a La Plata vía Temperley/Bosques. Y fuera de eso, las vías tampoco están inactivas: la circulación de trenes de cargas por el ramal es regular y por allí pasan los trenes “carboneros” que circulan varias veces por semana entre Luján de Cuyo y La Plata.

Uno de los argumentos que suelen circular para justificar la ausencia de trenes de pasajeros en el ramal es la inestabilidad del terraplén ubicado en el sector de Gutiérrez a Villa Elisa, por el que las formaciones circulan a velocidad de precaución.

La propia ADIF tenía previsto atacar este problema: para 2017 estaba proyectada una licitación para renovar la infraestructura de vías entre Bosques y Villa Elisa, con un presupuesto estimado de 28 millones de dólares, pero nunca llegó a ser lanzada. Una obra de este tipo no solo permitiría dotar de mayor seguridad a la circulación de los trenes cargueros, sino también allanar la posibilidad de la vuelta de los trenes de pasajeros.

Antiguo cartel de La Plata: indica la posibilidad de servicios por vía Quilmes o vía Temperley (Foto: Trenes del Sur)

La situación actual y las posibilidades a futuro

En la actualidad, el único servicio de pasajeros que circula en el ramal es el Bosques – Gutiérrez, un servicio diésel de baja frecuencia (una hora) que opera en combinación con los trenes eléctricos que arriban a Bosques desde Plaza Constitución.

La falta de avances con la electrificación del ramal perjudica especialmente a los pasajeros de las estaciones Santa Sofía y Gutiérrez, que hasta hace pocos años atrás tenían trenes directos a Plaza Constitución en ciertas franjas horarias, y que ahora deben trasbordar obligadamente.

Estación Bosques: a la izquierda, un tren eléctrico procedente de Plaza C; a la derecha, el diésel que continúa a Gutiérrez. Los pasajeros se ven obligados a trasbordar.

De electrificarse los 15 km que separan Bosques de Villa Elisa, en cambio, no solo podrían verse beneficiados estos pasajeros, sino que podrían circular trenes eléctricos directos entre Plaza Constitución y La Plata por vía Temperley, facilitando los viajes a la capital provincial desde todas las estaciones de la cuádruple, algunas de las cuales, como Lanús y Lomas de Zamora, se encuentran entre las estaciones de tren que más pasajeros movilizan en el Área Metropolitana. Visto desde la “otra punta”, esto podría implicar un incremento de la oferta de servicios para todas las estaciones entre La Plata y Villa Elisa, mejorando las prestaciones en el área metropolitana de La Plata.

Aún sin electrificación, la reparación de la infraestructura de vías abre otras posibilidades interesantes: la extensión del actual servicio diésel Bosques – Gutiérrez hasta La Plata o al menos Villa Elisa (operando como “puente” entre los dos ramales eléctricos), la recuperación del servicio Haedo – La Plata o incluso la experimentación con nuevos servicios, como el La Plata – Luján, ambas posibilidades previstas en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos, que también permitirían levantar al alicaído ramal Temperley – Haedo.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios