3 diciembre 2022

Realizarán la puesta en valor de seis estaciones de Subte

SBASE lanzó una licitación para la puesta en valor de seis estaciones de la red: Castro Barros y Acoyte de la línea A, San Martín de la línea C, Facultad de Medicina y Bulnes de la línea D y Jujuy de la línea E. También intervendrán otras 14 estaciones más. Se prevé atender el aspecto patrimonial, aunque no en todas las estaciones: San Martín y Facultad serán modernizadas a pesar de ser Monumento Histórico Nacional.

Más leídos





Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) lanzó una licitación para realizar la puesta en valor de seis estaciones de las líneas A, C, D y E del Subte.

Las estaciones a intervenir en una primera etapa serán dos de la línea A (Castro Barros y Acoyte), una de la línea C (San Martín), dos de la línea D (Facultad de Medicina y Bulnes) y una de la línea E (Jujuy). Se prevé que los trabajos de esta primera tanda comenzarán a principios de 2023.

Render de la obra a realizar en San Martín

De acuerdo con SBASE, el plan de puesta en valor abarcará a otras 14 estaciones más: Lima (de la línea A), Carlos Pellegrini, Uruguay, Pasteur-AMIA, Pueyrredón y Carlos Gardel (de la línea B), Diagonal Norte (de la línea C), Catedral, 9 de Julio, Tribunales, Agüero, Scalabrini Ortiz, Plaza Italia y Palermo (de la línea D).

La decisión de priorizar las obras de las primeras seis se debe a “la complejidad de los trabajos a realizar y la cantidad de pasajeros que circula por cada una de ellas”, aseguraron desde la empresa porteña.

Los trabajos a realizar comprenden la impermeabilización y tratamiento de filtraciones, pintura, recambio de solados y luminarias, trabajos de herrería, reordenamiento del tendido eléctrico, adecuación de cartelería, colocación de señalización braille, e instalación de nuevo mobiliario en andén, entre otras.

El grado de intervenciones varía según la estación: en algunas se repondrán cerámicas faltantes, en otras se reemplazarán piezas dañadas por filtraciones, se adaptarán los solados a la normativa vigente y en otras se renovará la cartelería (en Bulnes, por ejemplo, la obra está inconclusa desde hace ocho años).

En el caso de las “estaciones patrimoniales”, se trabajará en el reemplazo de los revestimientos deteriorados “por materiales compatibles visual y morfológicamente con el original”. Las intervenciones contarán “con el asesoramiento de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico del Gobierno de la Ciudad”.

En esta primera etapa SBASE consideró como “estaciones patrimoniales” a Castro Barros, Acoyte, Bulnes y Jujuy. No obstante, las estaciones San Martín y Facultad de Medicina no recibirán ningún tratamiento de tipo patrimonial a pesar de que ambas son Monumento Histórico Nacional. De acuerdo con los renders dados a conocer, la intervención a realizar en ambas no será una restauración sino más bien una modernización que las dotará de un aspecto más contemporáneo.

Render de Facultad de Medicina

Cabe recordar que Facultad de Medicina fue una de las primeras estaciones remozadas por la concesionaria Metrovías en la década del 90. La intervención dio a la estación su aspecto actual: sobre su alicatado original –mayólicas de color azul similares a las de la estación Agüero– se colocó un revestimiento plástico símil granito, en tanto que sobre las baldosas rectangulares rojas del solado se aplicó otro revestimiento de color gris, y se instalaron cerámicos en distintos tonos de gris como revestimiento. El revestimiento original del vestíbulo fue directamente reemplazado por baldosones grises.

Con posterioridad a estas reformas, y con el objetivo de evitar la degradación patrimonial de más estaciones, Facultad de Medicina fue declarada Monumento Histórico Nacional mediante el decreto 437/97 impulsado por la Comisión Nacional de Museos y Monumentos. Si bien la norma otorgó dicha categoría a buena parte de la red histórica, quedaron fuera de la protección las estaciones del tramo Plaza Miserere – Primera Junta de la línea A, la totalidad de la línea B –para ese entonces ya “modernizada”–, las estaciones terminales Retiro y Constitución de la línea C y algunas de las líneas D y E.

La declaración como Monumento Histórico Nacional no impidió que la estación fuera objeto de otras intervenciones en los años siguientes: durante la gestión Piccardo, recibió una decoración de arte abstracto en colores blanco y negro (a cargo de la artista plástica Patricia Lumer), que previsiblemente desaparecerá con la reforma, y se colocaron gigantografías con imágenes e información relativa a los edificios cercanos a la estación. La intervención, entre otras tantas, había sido cuestionada duramente entonces por la Comisión Nacional de Monumentos, Museos y Lugares Históricos. La última obra que recibió la estación fue una refacción del nivel vestíbulo en 2019, en el marco de las obras de conexión con la renovada Plaza Houssay.

General San Martín, por su parte, si bien fue catalogada MHN es una estación de mucho menor valor patrimonial: fue construida con posterioridad al resto de las estaciones de la línea C y a diferencia de las demás no recibió ninguna decoración hasta que la propia Subterráneos de Buenos Aires colocó un revestimiento utilitario a fines de la década de 1960, hoy tapado por el revestimiento de Metrovías que a su vez sería recubierto por las placas que preanuncian los renders de la nueva refacción.

En el caso de Facultad de Medicina, no obstante, la “modernización” corre el riesgo de continuar degradando una estación cuya decoración patrimonial no sólo puede sino que –en virtud a su clasificación como MHN– debería antes bien recuperarse.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios