12 agosto 2022

La línea E sufrió afectaciones al servicio durante 44 horas en junio

La línea E tuvo demoras o servicios limitados durante más de 44 horas durante el mes de junio. Es por lejos la línea que más afectaciones sufrió. En contraste, las líneas A, B, C y H tuvieron incidencias por entre 1 y 3 horas en todo el mes. La causa principal de los desperfectos fueron fallas en el material rodante.

Más leídos





Durante el pasado mes de junio, el servicio de la línea E del Subte estuvo demorado o sufrió alteraciones a su normal funcionamiento por un total de 44 horas y 9 minutos. Así se desprende de las interrupciones informadas por los canales oficiales de comunicación del estado del servicio.

Se trata, por lejos, de la línea que sufrió incidencias por mayor cantidad de tiempo: le siguen el Premetro, con 14 horas y 28 minutos y la línea D, con 8 horas y 21 minutos. Más lejos quedaron las líneas A, B, C y H, con interrupciones o demoras que sumaron entre una y tres horas durante todo el mes pasado.

Un tren de la línea E completo: postal habitual de los días con demoras.

Las afectaciones al servicio de la línea E se debieron, principalmente, a fallas en el material rodante. Según los propios registros oficiales, la causa más frecuente fueron los desperfectos técnicos en formaciones: estos ocasionaron demoras varias y la prestación de diversos servicios limitados.

Los desperfectos, en su mayoría, fueron provocados por las formaciones Fiat Materfer, que son el material rodante más antiguo del Subte actualmente en circulación en las líneas de catenaria y 1500 V (todas salvo la línea B).

Cabe recordar que estos trenes, fabricados entre 1980 y 1997, son una de las siete flotas de la red afectadas por el asbesto y están siendo actualmente intervenidos en el Taller Lacarra para su descontaminación.

Los Fiat Materfer son complementados en la línea por los más modernos Alstom Metrópolis ex línea D, que tienen entre 15 y 20 años de antigüedad, y algunos de los cuales ya han pasado por su reforma de media vida.

Las formaciones más antiguas de la línea E, los CAF-GEE -que databan de la década del 60 y que también estaban afectados por el asbesto- ya fueron retirados completamente de servicio, entre otras razones debido a su alta tasa de fallas.

Cabe recordar que la línea E arrastra desde hace años graves problemas de servicio: el reclamo llegó varias veces a la Legislatura porteña, donde se presentaron proyectos para declararla en emergencia, iniciativas que no prosperaron.

Retiraron definitivamente de servicio los trenes CAF-GEE de la línea E




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios