28 julio 2021

Cambio de nombre para Metrovías: la nueva concesionaria del Subte se llamará Emova Movilidad

La nueva concesionaria del Subte, integrada por Metrovías y Roggio, se llamará Emova Movilidad. La nueva empresa tomará a su cargo la operación de la red por los próximos 12 a 15 años a partir de la firma del contrato de concesión, que fue adjudicado en diciembre pasado. Aún no está claro si Emova será utilizada como marca.

Más leídos





La nueva operadora del Subte, cuya gestión comenzará tras la firma del nuevo contrato de concesión, se llamará Emova Movilidad. Sin embargo, aún no está claro si el nombre será utilizado como marca por la empresa.

La sociedad anónima, conformada por la actual concesionaria Metrovías y su controlante Benito Roggio Transporte, fue constituida el pasado 19 de abril. Su domicilio estará en la actual sede de Metrovías, Bartolomé Mitre 3342, histórico edificio propiedad de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y de su predecesora Transportes de Buenos Aires.

La presidencia de Emova Movilidad quedó en manos de Joaquín Acuña, histórico ejecutivo del grupo Roggio, de dilatada trayectoria en Metrovías y hasta en la extinta Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE).

Tal como explicó enelSubte, en los últimos meses se venían realizando los trámites y procesos administrativos vinculados a la formación de la nueva empresa.

La constitución de la nueva empresa es un paso fundamental para la firma del nuevo contrato de concesión, algo que todavía no ha ocurrido. Tras la firma del nuevo contrato, que reemplazará al actual Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM) vigente desde 2013 y sucesivamente prorrogado, comienza a correr un plazo de 90 días para la toma de posesión por parte del nuevo operador.

A partir de ese momento, la red pasará a ser operada por Emova Movilidad por un plazo de 12 años, con opción de prórroga por otros tres más. A pesar de estar claramente vinculada al actual operador, la nueva empresa es una entidad jurídicamente separada de Metrovías y Roggio.

Representantes de Metrovías explicaron a este medio que la formación de Emova es “un paso formal para la constitución de la nueva sociedad”, “ya que el pliego de licitación exigía que dicha empresa tuviera como objeto específico la operación de la red de transporte subterráneo”.

Cabe recordar que la concesión del Subte fue adjudicada a Metrovías-Roggio en diciembre pasado, ya que era el único oferente: sus dos contendientes, RATP y Keolis-Helport se retiraron en diciembre de 2019 y enero de 2020, respectivamente.

El proceso de licitación se dilató largamente: había comenzado en 2017, con la sanción por mayoría simple de la ley que autorizó el llamado a licitación, algo que no estuvo exento de polémica y fue judicializado.

Tras el visto bueno de la Justicia local, a mediados de 2018 se realizó la presentación de ofertas con tres grupos: Metrovías-Roggio, Keolis-Helport y RATP. La evaluación de las ofertas se demoró considerablemente: el puntaje del sobre técnico se conoció recién en diciembre de 2019, tras la retirada de la RATP, resultando Keolis-Helport la mejor puntuada. Sin embargo, la empresa luego se retiró, quedando sólo Metrovías-Roggio en carrera. Finalmente, la firma resultó adjudicataria en diciembre de 2020 al ajustarse su oferta económica a los parámetros exigidos por SBASE.

Si bien Metrovías presento como parte de su “renovación” la anunciada asesoría técnica de la Deutsche Bahn, lo cierto es que la nueva-vieja concesionaria es la misma que había pero con otro nombre: está formada literalmente por Metrovías y por su controlante, Benito Roggio.




Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios