30 junio 2022

Subte: comienza la gestión de Emova, la nueva concesionaria de Metrovías-Roggio

Tal como había anticipado enelSubte, hoy comenzará la gestión de Emova Movilidad al frente de la red. La empresa, que tendrá a su cargo la gestión del Subte hasta 2033, está formada por Metrovías y su controlante Roggio. Prometen cambios en el mantenimiento y la información al usuario.

Más leídos





Hoy, miércoles 1° de diciembre, comenzará la nueva concesión del Subte, que estará en manos de Emova Movilidad, empresa integrada por Metrovías y su controlante Benito Roggio Transporte.

La fecha de inicio de la gestión del nuevo concesionario había sido anticipada en exclusiva por enelSubte días atrás, así como el nombre con el que fue bautizada la nueva operadora. La fecha del 1° de diciembre fue elegida por su trascendencia simbólica: hoy es el 108° aniversario de la inauguración de la primera línea de Subte porteña.

Como parte de la puesta en marcha del nuevo concesionario, Emova habilitó su sitio web (emova.com.ar), que había sido registrada meses atrás, tal como explicó este medio. La compañía será presidida por Joaquín Acuña, histórico ejecutivo del grupo Roggio, de extensa trayectoria en Metrovías y en la extinta Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE).

La concesión de Emova será por un plazo inicial de 12 años (hasta el 1° de diciembre de 2033), con opción de prórroga por otros tres años más (1° de diciembre de 2036).

El logo de la nueva empresa

El comienzo de la gestión de Emova implica la entrada en vigencia del nuevo contrato de concesión, firmado en septiembre pasado entre Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y la empresa operadora.

Desde SBASE destacaron que este contrato implica un nuevo esquema, donde se pagará al operador “en base al indicador coche/kilómetro comercial (CKC)”, con incentivos “por incremento de la demanda de pasajeros”.

La empresa estatal porteña confían en que esto operará como “un estímulo para que el operador realice un cumplimiento efectivo del servicio pautado”. Para ello, “deberá contar con la flota necesaria para cumplir el programa operativo y aumentar la eficiencia de los talleres para agilizar y optimizar las tareas de mantenimiento del material rodante”, explicaron. A su vez, detallaron que “el operador pasará a hacerse cargo de los gastos resultantes de las revisiones generales del material rodante”.

Por su parte, Emova promete “incorporar nuevas tecnologías” para “mejorar y agilizar” el mantenimiento de trenes e instalaciones fijas, avanzando hacia un esquema de “mantenimiento predictivo”. A su vez, se prevé implementar un nuevo sistema de información al usuario que permitirá comunicar alteraciones del servicio en tiempo real y un nuevo canal de atención al público por chat bot a través de la web de Emova. SBASE agregó que la empresa también colocará “carteles de información de los próximos tres trenes” en toda la red, comenzando “en estaciones de la línea C”, aunque lo cierto es que dichos paneles -que en ocasiones están fuera de servicio- fueron colocados en conjunto con la instalación del sistema CBTC en esa línea, entre 2019 y 2020.

El nuevo contrato sustituirá al Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM) firmado entre SBASE y Metrovías en abril de 2013, que vencía originalmente en 2015 y fue sucesivamente prorrogado por la Legislatura (hasta fines de 2019) y por el Directorio de SBASE (desde 2019 hasta ahora).

El largo camino a la nueva concesión

El proceso para la nueva concesión del Subte había comenzado en 2017, con la sanción por parte de la Legislatura porteña de la ley que autorizó el llamado a licitación. La aprobación de esta ley no estuvo exenta de polémica, ya que fue sancionada con mayoría simple y en una única lectura, algo que fue cuestionado por inconstitucional por la oposición y sendas presentaciones judiciales, que fueron rechazadas.

En febrero de 2018, SBASE hizo público el llamado a licitación y en agosto de ese mismo año se realizó la apertura de sobres con las ofertas técnicas, presentándose tres ofertas: Metrovías-Roggio, Keolis-Helport y RATP. El proceso se dilató mucho más allá de lo originalmente esperado y se activó recién a fines de 2019: en diciembre RATP se retiró de la compulsa y pocos días más tarde se reveló que Keolis-Helport había obtenido el mayor puntaje en la propuesta técnica.

Sorpresivamente, y tras una impugnación presentada por Metrovías-Roggio, en enero de 2020 el consorcio se retiró de la licitación, dejando a la futura Emova como la única oferente en carrera. La pandemia puso paños fríos al proceso, que se reactivó recién a fines de diciembre de 2020: entre Navidad y Año Nuevo, el consorcio Metrovías-Roggio obtuvo la adjudicación. Finalmente, el contrato fue firmado en septiembre, y comenzará a regir a partir de hoy.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios