13 julio 2024

Amplían frecuencias en el ramal Temperley – Haedo, aunque siguen siendo pocas

Desde este sábado está vigente un nuevo diagrama de servicios en el Temperley - Haedo de la línea Roca: se ofrecen nueve frecuencias diarias por sentido, dos más que hasta ahora, y se amplió el horario de funcionamiento del ramal. No obstante, hay apenas la mitad de frecuencias que hace diez años atrás y los tiempos de viaje continúan siendo altos. El potencial de la traza y las inversiones demoradas.

Más leídos

Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) anunció la entrada en vigencia de un nuevo diagrama de servicios en el ramal Temperley – Haedo de la línea Roca a partir de este sábado 20.

El nuevo horario destaca por la incorporación de dos servicios adicionales por sentido los días hábiles y la ampliación del horario de operación.

En el diagrama que regía hasta ahoravigente desde el restablecimiento del servicio en marzo de 2021sólo se ofrecían siete servicios diarios por sentido, saliendo los primeros trenes de la mañana a las 6:45 desde Temperley y a las 8:20 desde Haedo y los últimos de la tarde a las 16:30 desde Temperley y a las 18:05 desde Haedo.

En cambio, el nuevo esquema cuenta con nueve servicios diarios por sentido los días hábiles -se mantienen las siete frecuencias por sentido los fines de semana-, que fueron agregados en las primeras horas de la mañana y en las últimas horas de la tarde. De esta manera, el primer tren desde Temperley partirá a las 5:15 y el primero desde Haedo a las 6:50. Por la tarde, el último desde Temperley saldrá a las 18:20, mientras que el último desde Haedo lo hará a las 20 horas.

No obstante el cambio, la oferta de servicios continúa muy por debajo de la que históricamente se brindó en el ramal: en 2011, por ejemplo, se ofrecían 17 servicios diarios por sentido, casi el doble que en el horario nuevo. Mientras que hasta la suspensión de 2019 -que mantuvo al ramal sin servicio durante un año y medio- había 10 frecuencias diarias por sentido. Los tiempos de viaje, en tanto, continúan sin mejora alguna: el servicio tarda entre cabeceras 1:20 hora, mientras que en 2011 tardaba 49 minutos para realizar el mismo recorrido.

Una mejora sustancial de los servicios dependerá, en última instancia, de la realización de obras de infraestructura que van desde la demorada renovación de vías y estacionesque ADIF había proyectado lanzar para 2019 pero luego fue aplazada sin fechahasta la colocación de cerramientos para evitar intrusiones en las partes más comprometidas del ramal, entre el apeadero Juan XXIII y el cruce con el río Matanza-Riachuelo. Otras inversiones a mediano plazo, como la electrificación de la traza, no están siquiera en discusión.

Vuelve a funcionar el ramal Temperley – Haedo tras 18 meses de suspensión

Un ramal estratégico

El Temperley – Haedo es el único ramal ferroviario transversal del área metropolitana. Pese a esta potencialidad, ha sido tratado históricamente como marginal.

Partiendo desde Temperley –donde enlaza con los principales ramales del Roca– permite combinar con la línea Belgrano Sur (tanto con el ramal M como con el ramal G, en el nodo Agustín De Elía/Km. 12/Ing. Castello) y con la línea Sarmiento en Haedo.

Hacia el norte, aunque con vía simple, se vincula con la línea San Martín mediante el ramal Haedo – Caseros, donde está próximo a habilitarse un servicio de pasajeros que contará con varios apeaderos intermedios. La extensión de este servicio hasta la Universidad Nacional de La Matanza por las vías del Temperley – Haedo está contemplada en una segunda etapa.

Hacia el sur, en tanto, sus vías permiten conectar con La Plata vía Bosques/Villa Elisa. Además, tiene un enlace directo al Mercado Central de Tapiales.

El Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos de 2015 había trazado el objetivo de reducir el tiempo de viaje entre cabeceras en 22 minutos para 2020. Adicionalmente, se planeaba recuperar el servicio directo Haedo – La Plataque se brindaba hasta la privatización de los años 90, y hasta proponía un innovador servicio de Luján a La Plata vía Haedo. Ninguna de estas iniciativas se concretó.

No obstante, la potencialidad e importancia de la traza sigue estando allí: la futura electrificación de la línea San Martín, que será relicitada durante este año, compartiendo tecnología con la línea Roca, abre perspectivas interesantes de cara al futuro para la prestación de servicios combinados entre ambas líneas aprovechando ramales hasta ahora subutilizados, como el Haedo – Caseros y el Temperley – Haedo.

Una eventual electrificación de los ramales Temperley – Haedo (el único tramo urbano del Roca, junto con Bosques – Villa Elisa, en haber quedado marginado de esos planes) y Haedo – Caseros (con una eventual duplicación de vías) permitiría brindar servicios eléctricos continuos entre las líneas Roca y San Martín, creando un nuevo ramal transversal periférico que permitiría conectar ambas líneas con el Sarmiento y el Belgrano Sur –también próximo a electrificarse-, a la par que incrementar el atractivo del ferrocarril para los pasajeros de su área de influencia, que actualmente escapan al tren por su pobre oferta, sus poco competitivos tiempos de viaje y su escaso confort.

Realizaron una prueba de circulación en el ramal Haedo – Caseros

Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados