30 junio 2022

Rosario celebra los 60 años de la línea K de trolebuses

La ciudad de Rosario celebra los 60 años de la inauguración de la línea K de trolebuses con la exhibición de una histórica unidad preservada. Se trata de la única línea del sistema original que continúa en operación. Una segunda línea, la Q, fue inaugurada en 2017. El proyecto para rehabilitar otras dos trazas, frenado.

Más leídos





La ciudad de Rosario celebró este viernes el 60° aniversario de la línea K de trolebuses, con la exposición de una unidad histórica preservada.

El acto oficial, realizado esta mañana, contó con el apoyo de la Municipalidad de Rosario y la Asociación Rosarina de Amigos del Riel (ARAR). Un coche Fiat Alfa Romeo CGE, original del servicio y restaurado por la ARAR, fue expuesto en la esquina de Mendoza y Avellaneda, el punto donde la línea fue inaugurada seis décadas atrás.

La línea K es la única de las cinco líneas originales del sistema de trolebuses rosarino (habilitado por etapas entre 1959 y 1964) que continúa en actividad, habiendo pasado por etapas de operación estatal y privada e incluso con intentos de reemplazo por colectivos.

Actualmente el servicio es prestado por la empresa estatal municipal MOVI y con unidades Volvo-Marcopolo-Powertronics de origen brasileño. Si bien ya tienen unos 30 años de antigüedad, han sido varias veces remozadas.

En 2017, Rosario inauguró una segunda línea de trolebuses, la Q, que une la Ciudad Universitaria con el centro pasando por las zonas sudoeste y oeste de la ciudad. Esta línea es servida por unidades Trolza Megapolis de origen ruso que tienen la particularidad de contar con baterías que les permiten una cierta autonomía sin estar conectadas a la catenaria. De esta manera, la línea Q comparte parte de su recorrido con la traza de la K, y cumple su servicio en sectores sin cableado.

Años atrás, la municipalidad rosarina había propuesto recuperar dos de las líneas históricas -la M, Rosario Sur – Terminal de Ómnibus, y la I, Plaza Alberdi – Plaza Sarmiento-, pero el proyecto fracasó por la resistencia del Concejo Deliberante, que se oponía a la toma de deuda para construir la infraestructura y adquirir los vehículos necesarios.

Cabe recordar que, además de Rosario, otras dos ciudades argentinas cuentan con sistemas de trolebuses, aunque en ambas enfrentan dificultades. En Córdoba, si bien se adquirieron en los últimos años algunos trolebuses rusos adicionales, la flota es insuficiente y el servicio es complementado con colectivos. Mientras que en Mendoza el servicio fue desactivado completamente. Si bien la ciudad conserva una extensa infraestructura de cableado en condiciones de operación, no se usa: en la única línea que continuaba en funcionamiento, las unidades fueron sustituidas por buses eléctricos.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios