9 agosto 2022

El servicio Rosario – Cañada de Gómez comenzará a circular este viernes

El servicio regional Rosario - Cañada de Gómez comenzará a funcionar este viernes. Habrá servicios de lunes a sábado, aunque los horarios y los tiempos de viaje distan de ser competitivos. La concesión de NCA y el estado de la infraestructura: las razones detrás de esa situación.

Más leídos





El servicio regional Rosario – Cañada de Gómez comenzará a funcionar el próximo viernes 5 de agosto, informó Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE). No será el único servicio ferroviario que se habilitará este viernes: también está previsto el retorno del tren a Pehuajó.

De lunes a viernes se ofrecerán dos trenes diarios desde Cañada de Gómez a Rosario Norte (uno por la mañana y otro por la noche) y uno en sentido contrario (saliendo a las 19:10 desde Rosario Norte). En tanto que los sábados se ofrecerá un único servicio desde Cañada a Rosario por la mañana. Los horarios completos pueden consultarse aquí.

Se trata de un diagrama similar al que había sido anunciado en mayo pasado, cuando se realizó la marcha blanca del tren. Cabe recordar que el servicio tiene carácter de experimental.

El tren tendrá paradas en las estaciones Rosario Norte, Antártida Argentina (Fisherton), Funes, Roldán, San Gerónimo, Carcarañá, Correa y Cañada de Gómez.

Al menos en esta primera etapa, el tiempo total de viaje entre cabeceras será de 2:35 horas (hacia Cañada de Gómez) y de 2:11 horas (hacia Rosario Norte), un desempeño prácticamente idéntico al del servicio Buenos Aires – Córdoba, que ya circulaba por ese corredor. De acuerdo con lo anunciado por la SOFSE, el objetivo es brindar tiempos de viaje más próximos a 1:30 hora.

El servicio operará con una formación compuesta por locomotora, tres coches CNR de larga distancia de primera clase y un coche generador, ofreciéndose un total de 216 plazas, aunque se permitirían pasajeros parados. El precio de los boletos, que podrán comprarse online o en las cabeceras, oscilará entre 60 y 120 pesos.

La cuestión de la infraestructura

Los poco competitivos horarios y tiempos de viaje que ofrecerá este servicio regional se deben, en buena medida, a cuestiones vinculadas a la infraestructura de vías en el sector.

El tramo Rosario Norte – Cañada de Gómez forma parte del deteriorado corredor Rosario – Córdoba de la línea Mitre, cuya renovación integral está pendiente desde hace años pero para la cual no hay ningún proyecto oficial previsto. El ramal, cabe recordar, es parte de la concesión de Nuevo Central Argentino (NCA), que tiene vencimiento previsto para diciembre de este año.

Atento a esta situación, y con vistas a la implementación del servicio, el año pasado se licitaron obras de mejoramiento de vías entre Rosario y Cañada de Gómez. Llamativamente, estas obras no fueron encaradas ni por la concesionaria -que tiene la responsabilidad sobre la infraestructura hasta el término de su contrato- ni por ADIF, sino por la SOFSE.

El estado de la infraestructura del ramal vuelve a poner de relieve la espinosa cuestión del pasivo que dejan las concesionarias cargueras luego de tres décadas de gestión en términos del deterioro de la infraestructura, situación reconocida por la propia resolución ministerial 211/21, que puso fin al esquema de concesiones integrales. No obstante, el modelo que regirá una vez que estas finalicen contempla la continuidad de estas mismas concesionarias, aunque ya sin control directo sobre la infraestructura.

Ni reestatización ni acceso abierto: el gobierno prefigura un confuso modelo para la red ferroviaria

A esta cuestión aludió días atrás el propio presidente de ADIF-SOFSE, Martín Marinucci, quien en una entrevista con el programa “La Mañana” de Radio Tucumán aseguró que “la consecuencia” de 30 años de administración privada sobre las vías fue un deterioro de la infraestructura que llevó a la pérdida de velocidad de los trenes.

Pero independientemente del estado de la infraestructura de vías, cabe recordar la cuestión no menor de su administración: más allá de las obras de mejoramiento, quien establecerá las condiciones de circulación de los trenes del servicio Rosario – Cañada de Gómez seguirá siendo -al menos hasta el vencimiento de su contrato- la concesionaria NCA.

Vale notar el caso de la vía Rosario, donde un estado óptimo de la infraestructura no se reflejaba en tiempos de viaje competitivos debido a las limitaciones que la concesionaria imponía. Esta situación llevó a que el Estado asumiera el control de la infraestructura y la circulación de trenes en el sector de forma anticipada al vencimiento del contrato, entregándolo a la SOFSE.

La renovación de vías entre Rosario y Córdoba, una asignatura pendiente




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios