4 agosto 2021

El pedraplén de La Picasa ya tiene un 70% de avance

Las obras de reconstrucción del pedraplén de la línea San Martín sobre la laguna La Picasa, afectado por una extraordinaria crecida en 2017, marchan a buen ritmo: ya están ejecutadas al 70% y prometen que será rehabilitado "en las próximas semanas". Una obra clave para el transporte ferroviario de cargas y de pasajeros.

Más leídos





El Ministerio de Transporte de la Nación y Trenes Argentinos Cargas informaron que las obras de reconstrucción del pedraplén de la línea San Martín sobre la laguna La Picasa ya presentan un 70% de avance y anticiparon que la traza podría quedar rehabilitada “en las próximas semanas”.

Descarga de balasto en el pedraplén

Tal como explicó enelSubte en ediciones anteriores, los trabajos realizados consistieron en la normalización del pedraplén, el rearmado de la totalidad de la infraestructura de vías, el tratamiento mecanizado de las mismas, la sustitución de la totalidad de las fijaciones y el reemplazo de todos los durmientes dañados o deteriorados (aproximadamente un 10% del total), tareas que se ejecutaron a buen ritmo a pesar del contexto de pandemia.

A mediados de marzo la obra entró en la etapa final, con la descarga de piedra balasto por parte de sendos trenes de obra: hasta el momento ya se han distribuido 34.500 toneladas de las 50.400 previstas, detalló Trenes Argentinos Cargas.

Cabe recordar que el tráfico de trenes por el pedraplén quedó interrumpido a mediados de 2017, debido a una extraordinaria crecida de la laguna La Picasa, situación que también afectó a la Ruta 7. Los trabajos de rehabilitación de la infraestructura ferroviaria fueron licitados en septiembre de 2019, siendo adjudicados a Herso-Emepa, que inició los trabajos en diciembre de ese mismo año.

El impacto de la obra

La rehabilitación del pedraplén de La Picasa beneficiará a los trenes de cargas y de pasajeros de la línea San Martín.

Desde hace cuatro años las formaciones cargueras de la línea, que recorren la vía principal entre Cuyo y Buenos Aires, deben darse un rodeo de 167 km (desde Laboulaye vía Melincué y Hughes, hasta retomar la vía principal en Junín), lo que incrementa los tiempos de viaje (de 8 a 24 horas) y los costos (se requieren diez parejas de conductores en lugar de tres). Cabe recordar que por allí pasa un 20% de la carga transportada por la línea San Martín.

La obra impactará positivamente en los trenes de carga: por allí pasaría el 20% de lo transportado por la línea San Martín.

De acuerdo con Trenes Argentinos Cargas, la puesta en servicio del pedraplén permitirá “un ahorro de tiempo de hasta un día y medio en el recorrido que realizan los trenes de carga”. Esto redundará en una reducción “del consumo de combustible y los gastos indirectos asociados al mantenimiento del material rodante y de vía, al tiempo que se mejora la rotación de vagones”.

La empresa confía en que la rehabilitación del pedraplén redundará positivamente en las estadísticas de la línea, que -pese a este inconveniente- registró cifras récord en los primeros cinco meses del año, con un crecimiento de toneladas transportadas del 31% en relación al 2020 y del 69% en comparación al 2019, acompañando la tendencia del resto de las líneas estatales.

Por el lado de los trenes de pasajeros, y tal como anticipó enelSubte, Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) tiene planes para reinaugurar el servicio a Rufino ni bien el pedraplén esté rehabilitado, recuperando las prestaciones que se brindaban hasta la crecida de la laguna en 2017. La cosa no acabaría allí, ya que la empresa tiene en carpeta la extensión de Rufino a Laboulaye, prevista hace varios años pero nunca concretada, con la intención, a futuro, de ampliar el recorrido hasta Justo Daract.




Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios