16 mayo 2022

Escala el conflicto gremial en el Premetro: qué hay detrás de la disputa

El conflicto gremial iniciado la semana pasada en el Premetro comenzó a escalar y ya ha llevado a la paralización de las líneas A y E del Subte. La disputa es por la negativa de los conductores a operar los cambios de vía, cuya automatización había sido prometida para marzo pasado, pero que aún no está finalizada. Acusaciones cruzadas entre Emova y la AGTSyP.

Más leídos





Desde la semana pasada, el Subte atraviesa un conflicto gremial en torno a las tareas de los trabajadores del Premetro.

En el marco de este reclamo, la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) lanzó “medidas de autodefensa” que llevaron a la paralización del servicio de la línea Premetro durante 2 horas, el lunes 18/4 de 14 a 16 y el martes 19/4 de 17 a 19.

El conflicto continuó escalando: el miércoles 19/4 el paro dejó de ser una cuestión exclusiva del Premetro y se extendió a la línea E, también durante dos horas. Y ayer, martes 26, la medida de fuerza se cumplió tanto en el Premetro como en la línea A en las últimas dos horas de servicio.

Las partes parecen estar lejos de encontrar una solución al diferendo, por lo que no se descartan nuevas medidas de fuerza en los próximos días.

Las razones de un conflicto

La disputa se origina en la negativa de los conductores del Premetro a realizar una maniobra de cambios de vía en la línea.

Para la concesionaria Emova, se trata de una mera “maniobra operativa” que implica “la aplicación de un pulsador” sin necesidad de que el conductor descienda del coche y detalló que la operación “forma parte de [las] tareas habituales desde 1995”.

La AGTSyP, en tanto, alega que la maniobra “excede la descripción de tareas del Convenio Colectivo de Trabajo” y que comporta “un riesgo”.

Desde Emova responden que la aplicación del pulsador “está prevista en el Reglamento Operativo del Premetro” y que “todos los conductores reciben la capacitación necesaria para operar el dispositivo”.

Un compromiso demorado

El estallido del conflicto no es casual: en septiembre pasado, la operadora se había comprometido a concretar la automatización de los cambios de vía del Premetro en un plazo de 180 días, eliminando la maniobra de la discordia.

Los gremialistas consideran que no deben continuar ejecutando la maniobra, ya que el plazo venció y la obra no se ha concretado hasta la fecha.

En Emova, en cambio, matizan esa situación. La concesionaria asegura que las obras para la automatización de los cambios y señales “ya se han iniciado” y que estará finalizada “en los próximos meses”. Y aclaran que la ejecución de los trabajos se vio demorada por factores ajenos a la empresa: el impacto de la variante ómicron de COVID-19 durante el verano y la “dificultad para la adquisición de equipamiento importado”.

Obras de señalamiento y automatización de cambios en cercanías de la Parada Pola




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios