21 enero 2021

Bolivia: reanudan las obras del Tren Metropolitano de Cochabamba

El presidente de Bolivia anunció la reanudación de las obras del Tren Metropolitano de Cochabamba. Los trabajos fueron paralizados por falta de pago durante la gestión de Jeanine Áñez. Confirman que las obras se pagarán con recursos del Tesoro, tal como era el plan original, y no se recurrirá a financiamiento externo.

Más leídos

El presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció días atrás que se reanudarán los trabajos de construcción del Tren Metropolitano de Cochabamba.

Tal como explicó enelSubte, las obras llevaban un buen ritmo de avance, pero se ralentizaron después del golpe de Estado de 2019 y fueron prácticamente paralizadas durante el gobierno de Jeanine Áñez.

Los trabajos se frenaron ante la falta de pago del Estado a la contratista, la Asociación Accidental Tunari, formada por la española JOCA y la suiza Molinari Rail.

Incluso, una partida de 12 coches y equipamiento eléctrico había quedado varada en los puertos de Iquique y Arica (Chile) debido a la falta de pago por parte de las autoridades bolivianas, lo que se concretó recién en septiembre pasado.

Esta obra fue congelada por el gobierno de facto al que no le interesaba la economía ni el bienestar de los cochabambinos. Paralizaron la construcción del Tren Metropolitano y otras obras por un tema político y dejaron al país con un enorme déficit fiscal y recesión económica”, acusó Arce.

El nuevo mandatario anunció que se reanudaron los pagos a la contratista, con lo que se reactivarán las obras, mientras que el ministro de Obras Públicas de Bolivia, Édgar Montaño, confirmó que el proyecto se completará con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN), tal como estaba previsto durante la gestión de Evo Morales. De esta forma, quedó descartada la posibilidad de recurrir al financiamiento externo para terminar las obras, tal como se había analizado durante el gobierno de Áñez. Cabe recordar que el proyecto demanda una inversión de unos 500 millones de dólares.

La red de Cochabamba será un tren ligero de unos 42 kilómetros de longitud y contará con 43 estaciones repartidas en tres líneas: la línea Roja, de 5,5 km, la línea Amarilla, de 10 km, y la línea Verde, de 27 km. Además, habrá otros 7,2 km de vías destinadas a talleres, cocheras y mantenimiento de los trenes.

El servicio será operado con 12 formaciones Stadler Metelitsa de tres coches cada una, que tienen una capacidad de hasta 376 pasajeros. La primera formación había arribado al vecino país en septiembre del año pasado. Las unidades poseen calefacción, aire acondicionado, servicio de Wi-Fi y puertos USB para recarga de celulares y notebooks.







Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios