1 diciembre 2022

Blanquean que el tren a Bahía Blanca continuará suspendido hasta febrero

Trenes Argentinos Operaciones oficializó la suspensión del servicio Plaza Constitución - Bahía Blanca: regirá hasta febrero próximo. La cancelación de los servicios se debe a la realización de obras en el puente sobre el río Salado, que estarán a cargo de Ferrosur Roca. La situación expone el abandono de los ramales alternativos por parte de la concesionaria.

Más leídos





Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) informó que el tren de larga distancia Buenos Aires – Bahía Blanca continuará interrumpido hasta el mes de febrero próximo.

El anuncio de la empresa ocurre apenas días después de que enelSubte informara sobre la preocupación que despertaba la incertidumbre por la prolongada y sorpresiva interrupción del servicio, que está suspendido desde hace más de dos semanas.

Hasta ahora, la empresa venía limitándose a informar la suspensión del servicio inmediatamente próximo a partir, sin brindar precisiones acerca de los plazos previstos para su reanudación, y había retirado de la venta los boletos por lo que resta de octubre y el próximo mes de noviembre.

Tal como se había reportado, la cancelación del servicio se debe a la realización de obras en el puente del ramal Cañuelas – Las Flores – Olavarría del Ferrocarril Roca sobre el Río Salado, cuya estructura se vio afectada por “el dragado del curso del agua”. Los trabajos estarán a cargo de la concesionaria carguera Ferrosur Roca, de quien dependió “la decisión y los plazos”, detallaron desde SOFSE.

La reparación del puente es condición necesaria para la reanudación del servicio, ya que “las condiciones de seguridad de los pasajeros y pasajeras no se encuentran garantizadas debido al estado actual de ese puente”, explicó la operadora estatal en un comunicado.

La situación expone, además, la ausencia de ramales alternativos en condiciones de operación: los trenes podrían continuar corriendo tomando una ruta alternativa por el ramal Altamirano – Las Flores, que cruza el río por otro puente. Dicho ramal, empero, fue abandonado por Ferrosur Roca hace más de 15 años.

Preocupa la prolongada suspensión del tren Buenos Aires – Bahía Blanca

Cabe recordar que no es la primera cancelación prolongada que el tren a Bahía Blanca sufre en lo que va del año: el servicio estuvo suspendido durante un mes y medioentre el 8 de marzo y el 22 de abril, a raíz del descarrilamiento de una formación en Pourtalé (cerca de Olavarría, en el área de concesión de Ferroexpreso Pampeano) –las causas aún no han sido esclarecidas– y la posterior prohibición judicial de reanudar las prestaciones.

La rehabilitación del servicio en abril, además, vino acompañada de una degradación de sus prestaciones: pasó a tardar seis horas más entre cabeceras –de casi 13 horas, un tiempo de viaje competitivo frente al ómnibus, pasó a demorar casi 19–, y redujo sus frecuencias de tres por semana a dos por semana.

Lejos de tratarse de una medida provisoria, la SOFSE nunca manifestó voluntad ni tomó decisiones para de restablecer las prestaciones tal y como estaban hasta el descarrilamiento de marzo pasado.

La decisión no hizo más que profundizar la reducción de la oferta ferroviaria entre Buenos Aires y Bahía Blanca, que hasta no hace tantos años contaba con servicios ferroviarios cinco veces por semana: tres vía Lamadrid y dos vía Pringles.

Las dos frecuencias de la vía Pringles –que atendían a localidades turísticas como Sierra de la Ventana– desaparecieron a mediados de 2016 con el fin de las operaciones de Ferrobaires y nunca volvieron a funcionarDesde allí, el corredor quedó únicamente con los servicios vía Lamadrid, que operaron con frecuencia semanal desde ese entonces hasta mediados de 2017, trisemanal desde allí hasta el descarrilamiento –con una pausa en 2020 por la pandemia– y bisemanal desde abril de este año hasta hace dos semanas.

Desde 2015 está pendiente, por ley, la recuperación por parte del Estado de toda la infraestructura ferroviaria. La expresa decisión de las autoridades del Ministerio de Transporte y de la SOFSE de supeditar la corrida de los trenes de pasajeros a la voluntad de la empresa de cargas consolida dos tendencias más bien contrarias y preocupantes: la concepción de los servicios de pasajeros como meros trenes testimoniales –una ocasión publicitaria cuya fiabilidad, oferta o tiempos de viaje no resultan especialmente relevantes– y de la empresa de pasajeros como mera huésped de terceros dueños de las víasen lugar de reconstruir el papel de Ferrocarriles Argentinos como titular del sistema ferroviario.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios