1 diciembre 2021

Un nuevo operador ferroviario unirá Londres con Edimburgo para competir con el avión

La empresa Lumo ofrece cinco trenes diarios entre Londres y Edimburgo con esquemas de tarifas reducidas y variables según la demanda, siguiendo el modelo de las aerolíneas low-cost. Sin embargo, sus principales competidoras son las empresas aéreas, a las que busca destronar de las rutas de media distancia en el marco de una agenda ecologista.

Más leídos





Un nuevo servicio comenzó a circular entre Londres y Edimburgo, capital de Escocia, sobre la línea principal de la costa este de la red de ferrocarriles de Gran Bretaña con el objetivo de presentar una competencia directa a los aviones y automóviles particulares que recorren la distancia entre ambas ciudades presentando al tren como una opción amigable con el ambiente. 

La corrida de los trenes está a cargo de la empresa privada FirstGroup, uno de los operadores ferroviarios más grandes del Reino Unido, bajo el nombre de fantasía Lumo y ofrece cinco frecuencias diarias entre la estación londinense de King’s Cross y la de Waverley en Edimburgo con un tiempo de viaje promedio de cuatro horas y media y paradas en Stevenage, Newcastle y Morpeth.

Para ello, Lumo emplea unidades eléctricas múltiples Clase 803, fabricadas por Hitachi en 2019, capaces de desarrollar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora. Si bien son tecnológicamente muy similares a los trenes Clase 801 Azuma utilizados por su competidor, la empresa estatal London North Eastern Railway (LNER) -que une la capital británica con diferentes destinos en el noreste de Inglaterra y de Escocia-, estos no poseen motores diesel que puedan propulsar el tren en caso de fallas en las catenarias.

Si bien en el sector ferroviario señalan que, en realidad, el principal competidor de la empresa es LNER, desde Lumo aseguran que el nuevo servicio se propone como un “servicio de corta distancia, veloz y sobre líneas electrificadas” y, por lo tanto, diferente de los clásicos servicios de larga distancia tanto en cantidad de paradas como en confort y tarifas.

De acuerdo con declaraciones de representantes de la compañía al diario londinense The Times, la principal meta de la compañía es lograr que los pasajeros que hoy viajan entre Londres y Edimburgo en avión, micro o automóvil se pasen al tren gracias a un atractivo esquema de tarifas que hizo que el reconocido matutino londinense apodara a la empresa “la Ryanair de los rieles”, en referencia a la aerolínea low-cost.

En ese sentido, un pasaje reservado con un mes de antelación entre la estación de King’s Cross, en Londres, y Waverley, en Edimburgo, tiene un costo de 37,50 libras esterlinas (51,62 dólares estadounidenses), entre un 25 y un 40 por ciento menos según las diferentes clases en LNER aunque, al igual que sucede en las aerolíneas low-cost, la empresa implementó un esquema de tarifas flexibles según la demanda para el tramo. Así, un pasaje entre Londres y Edimburgo -o bien hasta alguna de sus paradas intermedias como Newcastle o Morpeth- puede arrancar en £15 (20,65 dólares) o bien llegar al máximo establecido por la compañía de £69 (94,99 dólares).

Helen Wylde, directora operativa de Lumo, señaló a The Times que la compañía tiene una ventaja financiera significativa en el hecho de que sus trenes tengan 400 asientos distribuidos en cinco coches de clase única -contra los 700 asientos repartidos en dos clases en LNER- dado que esto permite que el tren siempre tenga una ocupación cercana o superior al 60 por ciento, que es cuando el viaje se vuelve financieramente redituable. Además, el hecho de que toda la venta de pasajes y gestión del equipaje se realice de manera digital le permite reducir significativamente los costos administrativos.

Otro punto en el que Lumo ahorra mucho dinero es en el catering, que la empresa decidió no ofrecer directamente sino que optó por firmar convenios con tiendas como Marks&Spencer y Pret para que los pasajeros ordenen alimentos y bebidas con antelación y que sus pedidos ya estén disponibles a bordo del tren para ser consumidos cuando estos lo requieran.

De esta manera, el nuevo operador busca capitalizar la atención mundial que se posa sobre el Reino Unido ante la inminente inauguración de la COP26, conferencia sobre el cambio climático organizada por Naciones Unidas en la ciudad escocesa de Glasgow y que contará con la asistencia de los principales líderes mundiales. Lumo intenta presentarse ante la opinión pública como una opción de transporte que busca ayudar a cumplir con las metas de reducción de las emisiones de dióxido de carbono, a la vez que aprovecha el alicaído estado de las finanzas domésticas en medio de la pandemia de COVID-19 ofreciendo viajes low-cost según el modelo de open access.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Gonzalo Ciarleglio
Redactor de enelSubte

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios