23 abril 2024

Se conocieron las ofertas para el mejoramiento del ramal Ayacucho – Tandil

Las obras apuntan a rehabilitar las vías entre Tandil y Ayacucho. Los trabajos se suman a los ya realizados hasta Maipú. El objetivo es restablecer los servicios de pasajeros, suspendidos desde 2016, aunque en combinación con el tren a Mar del Plata. La falta de material rodante de larga distancia, un problema que se agrava.

Más leídos

Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) abrió este viernes 27 de enero los sobres de la licitación para el mejoramiento de vías entre las estaciones Ayacucho y Tandil de la línea Roca, que había sido licitado semanas atrás.

De acuerdo con el acta de apertura de ofertas, a la que tuvo enelSubte, se presentaron cinco empresas: Norvial, Pose, Induvía, Edimat y Smith Molina.

En una recorrida por las obras, el presidente de ADIF-SOFSE, Martín Marinucci, indicó que se busca restablecer en el mediano plazo el servicio de pasajeros entre Maipú y Tandil, suspendido tras la liquidación de Ferrobaires en 2016.

Según los pliegos, las obras comprenden el reemplazo de durmientes y fijaciones, el despunte y corrimiento de los rieles -que serán sometidos a control ultrasónico y dimensional-, la inversión de posición de los mismos, la realización de soldaduras para la eliminación de cupones de vía y la adecuación de aparatos de vía, obras de arte y pasos a nivel.

Los trabajos se encuentran divididos en cuatro renglones: de la estación Ayacucho a la estación Cangallo, de la estación Cangallo a la estación Iraola y de la estación Iraola a la estación Tandil, en tanto que el cuarto renglón abarca todas las obras de arte del tramo Ayacucho – Tandil.

Licitan obras de mejoramiento de vías para la vuelta del tren a Tandil

Cómo serán los futuros servicios

Según la información disponible hasta el momento, la intención de SOFSE es que el servicio  se preste con cochemotores entre Maipú y Tandil en combinación con los trenes que circulan por vía principal entre Plaza Constitución y Mar del Plata, tal como se hace con el servicio entre General Guido y Divisadero de Pinamar.

Dicha modalidad fue cuestionada en varias oportunidades dado que obliga a dejar asientos vacíos en los trenes CNR remolcados para poder atender la demanda que ingrese o descienda en las estaciones de combinación, con lo que se compromete aún más la ya reducida disponibilidad de plazas en las formaciones que conectan la Capital Federal con Mar del Plata.

Cabe recordar que, tanto a Pinamar como a Tandil, la extinta empresa ferroviaria bonaerense Ferrobaires corría trenes directos desde Constitución. En el caso de Pinamar, al llegar a General Guido se desacoplaban los últimos coches del tren y estos eran remolcados con una locomotora auxiliar hasta Divisadero mientras el resto de la formación continuaba viaje hasta Mar del Plata. En lo que a Tandil respecta, la localidad mantuvo sus servicios directos en funcionamiento hasta el último día de operaciones de Ferrobaires en 2016.

De esta manera, la falta de material rodante de larga distancia se agrava cada vez más. A medida que se rehabilitan nuevos servicios, la exigua flota se ve cada vez más exigida para cubrir no sólo nuevos destinos sino también una mayor demanda en los corredores consolidados: la combinación entre el confort y seguridad de marcha del ferrocarril y las muy bajas tarifas, sobre todo en comparación con los ómnibus de larga distancia, han provocado un aumento de la demanda que resultará cada vez más difícil de atender sin incorporar material adicional y adoptar un marco tarifario más realista.

Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados