1 diciembre 2021

Se cumplen 10 años de la Tragedia de Zanjitas

El 2 de noviembre de 2011, un tren de cargas de la línea San Martín, entonces operada por la concesionaria ALL, arrolló a un micro escolar en un paso a nivel en Zanjitas, San Luis. Ocho personas, seis alumnas y dos docentes, murieron en el acto, en lo que constituyó la peor tragedia de la historia de la provincia. Tiempo después, un informe de la AGN recomendó rescindir la concesión por incumplimientos, decisión que se efectivizó en el 2013. La línea pasó a ser operada por el Estado.

Más leídos





El 2 de noviembre de 2011 tuvo lugar la peor tragedia ferroviaria en la historia de la provincia de San Luis: el accidente de Zanjitas.

El hecho se produjo cuando un colectivo escolar fue embestido por un tren de carga de la línea San Martín -entonces operada por la concesionaria América Latina Logística (ALL)- en el paso a nivel de la ruta provincial 3 sobre la “Vía Beazley” (ramal Justo Daract-Beazley-La Paz).

El tren arrastró al ómnibus por 200 metros.

La formación carguera, encabezada por una locomotora Alco FPD7 y compuesta por 44 vagones contenedores cargados con cal y cemento, impactó contra el ómnibus y lo arrastró por unos 200 metros. La violencia del choque provocó que en el acto murieran ocho personas: seis alumnas (de entre 10 y 11 años) una docente y la vicedirectora de la escuela. El viaje tenía como objetivo una recorrida solidaria por escuelas rurales de la provincia y la asistencia a un retiro espiritual.

La rápida acción de los pobladores de la zona en el rescate de los heridos y el auxilio de los accidentados le valió a Zanjitas ser declarado “Pueblo Heroico” en diciembre de ese mismo año.

El paso a nivel en el que se produjo el siniestro no contaba con barrera ni con señales lumínicas ni sonoras, aunque sí estaba señalizado con la cruz de San Andrés. Tras producirse el accidente, los ojos se posaron sobre la concesionaria ALL, sobre la que ya pesaban acusaciones de incumplimientos y falencias graves.

Estado en que quedó el micro escolar tras el accidente

A principios de 2013, la Auditoría General de la Nación (AGN) emitió un duro informe sobre el desempeño de ALL en la concesión de la línea San Martín, en el que se apuntó contra “el estado de las vías, la falta de señalamiento, las condiciones en que están los pasos a nivel y los incumplimientos en el mantenimiento” por parte de la empresa. A su vez, se indicó que ALL “es la empresa que peor cuida el mantenimiento y las condiciones de seguridad y cuenta con escaso personal idóneo abocado a las tareas”.

El entonces titular del organismo de control, Leandro Despouy, aseguró que el informe revelaba “en forma clara” que existían “causales de rescisión” del contrato de concesión debido a “los incumplimientos en los que ALL Central ha incurrido”. “La decisión es del Ejecutivo pero yo creo que después de esto la va a pedir”, dijo.

Apenas meses más tarde, el 4 de junio de 2013, el entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció la rescisión del contrato de concesión con ALL en las dos líneas que operaba (San Martín y Urquiza) debido a “graves incumplimientos”. Entre las razones esgrimidas por el titular de la cartera de Transporte se encontraban “multas que superaban el 30% del contrato, incumplimiento del pago del canon y de los programas de inversiones, abandono de ramales y traslado sin autorización de activos”.

En el mismo acto, la administración de ambas líneas fue otorgada a la estatal Belgrano Cargas y Logística (BCyLSA), que poco tiempo después -y en virtud de haber sumado estas dos líneas adicionales- comenzó a ser conocida como Trenes Argentinos Cargas.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios