30 junio 2022

Retiran a NCA la concesión del tramo Zárate – Rosario, que pasará al Estado

El Ministerio de Transporte oficializó la decisión de retirar a NCA la concesión del tramo Zárate - Rosario de la línea Mitre. La gestión de la infraestructura y el control de la circulación de trenes pasará a la SOFSE. Se trata del primer ramal ferroviario en actividad cuya administración revierte al Estado en forma anticipada al vencimiento de la concesión. Apuntan a poner en marcha barreras automáticas y a bajar los tiempos de viaje de los servicios de pasajeros que circulan en el ramal.

Más leídos





El Ministerio de Transporte de la Nación decidió este lunes retirarle a Nuevo Central Argentino (NCA) la concesión del sector Zárate – Rosario del Ferrocarril Mitre, que venía negociándose en las últimas semanas.

La medida quedó oficializada tras la firma por parte del ministro Alexis Guerrera de la resolución 484/2021, que permanece pendiente de publicación en el Boletín Oficial (ver documento completo debajo), y que determina la desafectación de la concesión de la carguera en el tramo de Zárate hasta poco antes de la estación Coronel Aguirre (la anterior a Rosario Sur).

La misma norma establece que la gestión de la infraestructura y el control de circulación de trenes en ese sector quedará asignado a Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF), aunque esto es una mera formalidad, ya que el propio texto de la resolución habilita a delegar ambos aspectos en Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE).

La ADIF y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), en tanto, deberán realizar un inventario de los bienes que revertirán al Estado, lo que incluye no sólamente la traza ferroviaria sino también las estaciones y todas las demás instalaciones conexas.

Se trata del primer ramal ferroviario activo cuya administración revierte al Estado con anterioridad a la finalización del contrato de concesión de la carguera. No obstante, lejos de crear un enfrentamiento, la decisión se ha tomado de común acuerdo con esta: la empresa manifestó “no tener inconvenientes vinculados a la ejecución del proyecto”, según consta en la propia resolución.

En este sentido, y a pesar de que el Estado estaba facultado a retirarle la concesión en toda la extensión del ramal, NCA logró conservar la administración de las vías entre Coronel Aguirre y Rosario Norte -es decir, toda la sección urbana de Rosario-, por lo que los servicios de pasajeros del corredor continuarán sujetos a su control en ese tramo.

En sus considerandos, la resolución cita expresamente que la decisión de terminar con la concesión en ese tramo se vincula con la necesidad de mejorar “la frecuencia y tiempos de viaje” y “posibilidad de incrementar los servicios de pasajeros”.

A su vez, el texto puntualiza que a pesar de que “casi la totalidad del tramo cuenta con vía renovada” y de que se han instalado “barreras automáticas en los principales pasos a nivel existentes”, “el concesionario continúa limitando las velocidades de circulación de los trenes de pasajeros muy por debajo de los parámetros que serían los adecuados al actual estado de la infraestructura”.

Este punto había sido objeto de agrias disputas entre la SOFSE y NCA en los últimos años -tanto durante el anterior gobierno como en el actual-, pero la situación escaló en los últimos meses debido a la imposición por parte de la carguera de numerosas limitaciones que obligaron a extender los tiempos de viaje de los trenes de pasajeros que circulan por el ramal (a Rosario, Córdoba y Tucumán) en casi dos horas.

En lo inmediato, la asunción por parte del Estado de la gestión del tramo Zárate – Rosario permitirá la puesta en marcha de barreras automáticas en 35 pasos a nivel -instaladas por ADIF al realizarse la renovación de vías del ramal, pero que la concesionaria se rehúsa a poner en marcha para ahorrar costos- y una reducción de los tiempos de viaje de los servicios de larga distancia de hasta tres horas, según la SOFSE.

A mediano plazo -y al no depender del “permiso” de NCA, que históricamente ha priorizado el tráfico de sus trenes de carga- permite pensar en un incremento y diversificación de la oferta del ramal. En este sentido, según pudo saber este medio, la SOFSE analiza la puesta en marcha en el corredor las formaciones Talgo IV adquiridas años atrás a España.

Cabe recordar que el plan original para el servicio a Rosario anunciado en 2014 junto con las obras de renovación de vías contemplaba hasta siete frecuencias diarias entre ambas ciudades con un tiempo de viaje de alrededor de 4 horas, pero desde que el servicio fue inaugurado en 2015 nunca corrió más que una sola por día. Esto no impidió que el Rosarino se transformara en el segundo servicio de larga distancia más utilizado del país –detrás de Mar del Plata–, y que batiera el récord histórico de pasajeros transportados en forma consecutiva durante los últimos tres años previos a la pandemia.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios