29 septiembre 2022

López Menéndez deja la presidencia de SBASE y será secretaria de Transporte y Obras porteña

A menos de un año y medio de haber asumido, Manuela López Menéndez dejará la presidencia de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE). Será designada secretaria de Obras y Transporte del GCBA, sustituyendo a Juanjo Méndez. Su deslucida y hermética gestión al frente de la empresa estatal, marcada por la concesión a Emova, las postergaciones de la línea F y la falta de obras.

Más leídos





La presidenta de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Manuela López Menéndez, fue relevada de su cargo y asumirá al frente de la secretaría de Transporte y Obras porteña, sustituyendo a Juan José Méndez.

Según reportó el portal La Política Online, Méndez no dejará el gobierno sino que trabajará en un nuevo cargo como estrecho colaborador del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Políticamente, además, el desembarco de López Menéndez en la secretaría es leído como un gesto hacia el sector del exministro de Transporte Guillermo Dietrich, jefe político de la hasta ahora presidenta de SBASE.

Hasta el momento, el nombre del reemplazante de López Menéndez no ha trascendido, pero se descuenta que el vicepresidente de la empresa, Mauro Alabuenas, podrá sustituirla hasta tanto el ejecutivo nombre un sucesor definitivo. Una situación similar había ocurrido en 2016, cuando, tras la salida de Juan Pablo Piccardo, el entonces vicepresidente Edgardo Campelo ocupó el puesto en forma interina hasta la llegada de Eduardo de Montmollin, lo que ocurrió varios meses más tarde.

López Menéndez llegó a estar menos de un año y medio al frente de Subterráneos: había sido nombrada en agosto de 2020. No obstante esto, el período se caracterizó por el desembarco en SBASE de algunas figuras vinculadas al dietrichismo.

Pese a ser una figura de relativo alto perfil -había sido mano derecha de Dietrich durante todo el gobierno de Macri-, su gestión al frente de la empresa estatal fue más que deslucida.

La única decisión de trascendencia en los 17 meses que estuvo a cargo de SBASE -excepción hecha de los aumentos tarifarios que acrecentaron la brecha entre el boleto de colectivo y el Subte- fue la adjudicación del contrato de concesión a Emova (Metrovías-Roggio), que comenzó a regir el pasado 1° de diciembre, y que regirá hasta 2033.

Otras licitaciones de importancia, como la de los estudios de la futura línea F, tuvieron nulos avances durante su gestión: la apertura de sobres fue postergada ya 13 veces, siete de ellas por López Menéndez. Ni el presupuesto de 2021 ni el de 2022, los únicos elaborados bajo su gestión, contemplaron partidas para la extensión de la red de Subtes ni para la construcción de nuevas estaciones.

Por lo demás, en su breve gestión la presidenta de SBASE se limitó a recorrer e inaugurar algunas pocas obras menores, como la ampliación de escaleras de la estación Retiro, la repotenciación de la línea D y el Nodo Obelisco -cuyo contrato fue recientemente rescindido y relicitado-.

A diferencia de sus predecesores, y acaso como una muestra de su transitoriedad, nunca brindó entrevistas a la prensa ni dejó trascender cuáles eran sus ideas, planes y proyectos para la red.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios