25 septiembre 2022

Exclusivo: electrificarán el Belgrano Sur con un crédito del Banco Mundial

La ADIF lanzó un proyecto para modernizar la línea Belgrano Sur: contempla la electrificación de la línea, la construcción de una subestación y nuevos talleres en Tapiales y la renovación de vías Tapiales - González Catán. A su vez, se prevé instalar un nuevo señalamiento, la construcción de 10 pasos bajo nivel y el mejoramiento de estaciones y sus entornos. La iniciativa, que está avanzada, será financiada con un crédito del Banco Mundial.

Más leídos





Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) lanzó un megaproyecto para electrificar y modernizar la infraestructura de la línea Belgrano Sur, que se ejecutará con financiamiento del Banco Mundial.

De acuerdo con las pautas del banco, la iniciativa está siendo sometida a una consulta pública virtual en la web de ADIF, donde los ciudadanos pueden participar y plantear sugerencias y recomendaciones que serán recopiladas en un informe a publicarse en las próximas semanas. Se trata de una modalidad similar a la que se implementó para el proyecto de modernización integral de la línea Mitre, también financiado con un crédito de 347 millones de dólares del mismo organismo.

Fuentes de ADIF explicaron a enelSubte que el proyecto está “muy avanzado”. Si bien el acuerdo con el Banco Mundial todavía no está formalmente aprobado ni se ha definido el monto final al financiar, la operación fue abordada en las reuniones que la semana pasada sostuvieron el presidente de ADIF-SOFSE, Martín Marinucci, y el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, con representantes de la entidad crediticia.

La iniciativa contempla varias áreas de intervención:

Electrificación

El punto más importante del proyecto es la electrificación total de la sección local de la línea en sus dos ramales. Se contempla la electrificación de los tramos Plaza Constitución – Tapiales, Tapiales – Marinos del Crucero General Belgrano (ramal M) y Tapiales – González Catán (ramal G).

La tecnología elegida será la estándar de Ferrocarriles Argentinos: electrificación por catenaria aérea flexible a 25 kV y 50 Hz, la misma que fue instalada en la línea Roca y que se instalará en la línea San Martín.

La obra incluye soportes, suspensiones (ménsulas), catenaria (línea de contacto de cobre ranurado de 150 mm² y línea de sostén de acero cincado de 90 mm²) de tipo simple extratensa, conjunto de regulación automática (contrapesas), línea de alimentación, línea de retorno y puntos fijos.

La línea será alimentada desde una subestación eléctrica que se construirá en el predio de los talleres de Tapiales, espacio que cuenta con la extensión suficiente para la edificación de una instalación de estas características.

La obra transformaría al Belgrano Sur en la primera línea de trocha angosta electrificada del país, ya que, si bien existen negociaciones con China en ese sentido, la electrificación del Belgrano Norte aparece como un escenario todavía lejano. En el establecimiento de las prioridades parece haber pesado decisivamente el hecho de que el Belgrano Norte continúe en manos de operadores privados –y en una preocupante indefinición sobre su futuro-, por lo que no aparece en el horizonte mental de las autoridades.

Renovación de vías Tapiales – González Catán

El proyecto contempla la renovación integral de la vía doble en el tramo Tapiales – González Catán con riel largo soldado, durmientes de hormigón y fijaciones elásticas.

La obra contempla el reemplazo de los aparatos de vía (ADVs) instalados en el tramo, la renovación de pasos a nivel vehiculares y peatonales, obras de arte, alcantarillas y drenajes.

Cabe recordar que el tramo Sáenz – Tapiales fue renovado recientemente y que el tramo Tapiales – Marinos del Crucero General Belgrano será renovado integralmente en el marco del proyecto de modernización del ramal M, que se ejecuta con financiamiento de la CAF. En tanto que el sector Sáenz – Plaza Constitución será completamente nuevo al estar comprendido dentro de la obra del viaducto, actualmente en ejecución.

Sin perjuicio de esto, se prevé renovar todos los aparatos de vía y tramos pendientes de renovación de cualquiera de esos tramos.

Nuevo taller Tapiales

El predio de los actuales talleres de Tapiales será refuncionalizado. Amén del espacio destinado para la nueva subestación, se construirán nuevos talleres y edificios operativos para el futuro material rodante eléctrico que circulará en la línea.

Se prevé renovar y electrificar las vías de cochera y auxiliares de la playa, la construcción de una base de mantenimiento mecánico de catenaria, una vía de prueba de catenaria y base taller de catenaria, vías para prueba dinámica de bogies con el tren montado, torno bajo piso, y un taller de alistamiento liviano y pesado para trenes eléctricos.

Señalamiento

El proyecto prevé la instalación de un nuevo sistema de señalamiento, uniformando sistemas a lo largo de toda la línea en sus dos ramales.

“La solución estará basada en enclavamientos electromecánicos que cumplan con las normas y recomendaciones AREMA o JIS utilizando relés de uso ferroviario para la lógica de control”, de acuerdo con la información dada a conocer por ADIF.

Se desafectará el actual sistema de señalamiento electromecánico GRS que funciona en el tramo Sáenz – Tapiales y se desafectará el sistema de señalamiento mecánico con adaptaciones eléctricas que funciona en el tramo Tapiales – González Catán.

En los tramos Plaza Constitución – Sáenz y Tapiales – Marinos -como parte de las obras del viaducto y de modernización del ramal M, respectivamente- ya está en obra la instalación de un nuevo señalamiento electromecánico del mismo tipo que se colocará en los tramos arriba mencionados.

En el marco de la obra se instalarán señales luminosas LED, máquinas de cambio eléctricas, se construirá un control centralizado de tráfico en la estación Tapiales, a la par que habrá un control de tráfico local desde las estaciones con cambios de vías. “Todo esto será soportado por una red de fibra óptica que también proveerá soporte para servicios complementarios”, explica la documentación.

10 nuevos pasos bajo nivel

La iniciativa contempla la construcción de diez nuevos pasos bajo nivel (PBN) en el tramo Sáenz – Tapiales, el sector de mayor frecuencia de la línea, por donde circulan trenes de ambos ramales.

Mejoramiento de estaciones y entornos

Al igual que en el caso del proyecto del Mitre, se contempla la realización de obras de mejoramiento de estaciones y entornos de las mismas. El grado de intervención dependerá de las necesidades y el estado de cada una de ellas, abarcando cuestiones tales como la accesibilidad, el mejoramiento de instalaciones, accesos, andenes y otras.

Los trabajos se desarrollarán en estaciones compartidas por ambos ramales (Villa Soldati, Presidente Illia, Tapiales), en otras del ramal G (Querandí, Laferrere, María Eva Duarte, Independencia y González Catán) y del ramal M (Aldo Bonzi, Mendeville, José Ingenieros, Justo Villegas, Isidro Casanova y Rafael Castillo).

Cabe recordar que la totalidad de las estaciones de la línea fueron intervenidas en los últimos años, en el marco de las obras de elevación de andenes, por lo que se estima que estas intervenciones serán más bien menores.

En cuanto a los entornos, se contempla el mejoramiento de los espacios públicos circundantes y la optimización de los trasbordos intermodales, con la construcción de playas de estacionamiento disuasivo para automóviles particulares y motocicletas (modalidad park & ride), paradas para taxis y remises, y mejoras en las paradas de colectivos.

La cuestión del material rodante

El crédito que el Banco Mundial otorgará para las obras no contempla la adquisición de nuevo material rodante.

Esto suele ser la norma en este tipo de financiamientos: ni los créditos del BID para la electrificación del Roca y el San Martín, ni el del Banco Mundial para la extensión de la electrificación del Mitre lo incluyen, por lo que la compra de nuevos trenes eléctricos de trocha métrica debería ser encarada en forma independiente por las autoridades del Ministerio de Transporte y la SOFSE.

No obstante, la electrificación dejaría en el aire la ampliación de la compra de cochemotores CRRC actualmente en trámite. Cabe recordar que actualmente el Belgrano Sur cuenta con 81 coches (DMU) -complementados con vetustas formaciones remolcadas- y se prevé adquirir otras 111 unidades idénticas para así uniformar la flota de la línea. De prosperar la electrificación del Belgrano Sur, estas unidades podrían ser redestinadas a la línea Belgrano Norte -cuya renovación de material rodante es una necesidad cada vez más urgente y cuyo proyecto de electrificación viene más demorado-, una vez que la operación de esta línea sea asumida por la SOFSE. En un eventual escenario donde ambas líneas estén electrificadas, los cochemotores podrían destinarse a servicios regionales.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios