16 mayo 2022

El Subte recuperó pasajeros en 2021 comparado con 2020, pero transportó un 72% menos que en 2019

La cantidad de pasajeros pagos transportados por el Subte creció en 2021 un 24% con respecto a 2020: las líneas C y H lideran la recuperación. No obstante, la cantidad está un 72% por debajo de la prepandemia. Razones de una recuperación moderada y más lenta que la de otros modos de transporte.

Más leídos





En 2021, el Subte de Buenos Aires transportó a 91.662.254 pasajeros pagos, lo que representa un 24% más que en 2020, el peor año para la red desde que se tiene registro.

La recuperación de pasajeros con respecto al 2020 fue dispar según la línea: los mejores registros se obtuvieron en el Premetro (+37%), la línea C (+36%), la línea H (+30%), la línea A (+29%) y la línea B (+22%). Más rezagadas quedaron las líneas D y E, con crecimientos del 16% y 10%, respectivamente.

El incremento de la cantidad de pasajeros transportados se aceleró en el segundo semestre de 2021, que concentra los mejores registros mensuales desde el inicio de la pandemia.

No obstante, esta recuperación debe ser puesta en perspectiva: la cantidad de pasajeros pagos transportados en 2021 es un 72% menos que la de 2019. La disminución es pareja en todas las líneas, con caídas de entre 68% para la línea H -la que menos perdió, excluyendo al Premetro- y del 74% para la línea D, la que más se resintió.

Razones de una recuperación moderada

Así como la espectacular caída de las cifras de pasajeros del Subte durante 2020 estuvo íntimamente vinculada con la emergencia sanitaria, la recuperación también se relaciona con la evolución de la pandemia.

Las cifras de 2021 reflejan un comienzo de año con recuperación, un freno y caída en los meses de abril, mayo y junio por el impacto de la segunda ola, y un incremento sostenido a partir de julio, acompañando el levantamiento de las restricciones, la mejora de la situación sanitaria y el avance del plan de vacunación.

Los cambios en las condiciones de prestación del servicio también influyeron notoriamente. Entre ellas, la progresiva reapertura de estaciones clausuradas –las últimas fueron reabiertas el 7 de septiembre-, la recuperación del horario de cierre habitualimplementado a partir del 4 de octubre-, la eliminación del aforodesde el 19 de octubre– y la recuperación del horario de apertura habitual –desde el 1° de diciembre-.

Las cifras demuestran que la recuperación de pasajeros del Subte es mucho más lenta que la de otros modos de transporte como los colectivos y los trenes, que transportan más de un 80% de lo que movilizaban antes de la pandemia.

De acuerdo con los especialistas, esto se debe a diversos factores. Uno de ellos es el impacto del teletrabajo en las cuencas de algunas líneas: las líneas D y E, que sirven a zonas de oficinas en el centro y el Bajo, son las que menos se recuperan; en contraste, las líneas transversales C y H, más vinculadas al ferrocarril y a los pasajeros metropolitanos, son las que mejores registros obtienen.

Otro factor de importancia es el temor al contagio, ya que el Subte suele ser percibido como un ambiente encerrado y poco ventilado. En este caso, quienes pueden, optan por alternativas tales como la bicicleta -para desplazamientos más cortos-, el colectivo, o incluso el automóvil particular, cuyo uso creció notoriamente durante la pandemia.




Suscribite a nuestro Newsletter

Las últimas novedades directo a tu casilla de e-mail

Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios