12 mayo 2021

Aseguran que el ramal Temperley – Haedo volverá a funcionar en breve

El ramal Temperley - Haedo, interrumpido desde octubre de 2019, volverá a funcionar en los próximos meses. Si bien aún no hay una fecha confirmada, finalizaron los trabajos de reparación del terraplén dañado. Realizan viajes de prueba para verificar el estado de la infraestructura.

Más leídos





El ramal Temperley – Haedo de la línea Roca, interrumpido desde hace 15 meses, volvería a funcionar en los próximos meses.

Días atrás, el presidente de la empresa Martín Marinucci aseguró en una entrevista radial que para el mes de abril podría reanudarse plenamente el servicio. En tanto, desde Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) confirmaron a enelSubte que la reactivación del ramal será “pronto”, aunque todavía no hay una fecha oficial definida.

Fuentes de SOFSE detallaron que ya han finalizado los trabajos de reparación del terraplén dañado -que había sido la causa de la suspensión del servicio- y que “están corriendo formaciones de prueba” para verificar “el estado de la traza”. Entre los trabajos realizados se cuentan la reconstrucción del terraplén y la ejecución de un cerramiento con bloques de New Jersey para evitar futuros daños a la infraestructura.

Cabe recordar que, pese a la suspensión del servicio de pasajeros, la circulación de trenes en el ramal nunca se interrumpió del todo: continuaron pasando formaciones de carga y trenes “testimoniales” sin pasajeros con el fin de mantener activa la traza.

Tal como explicó este medio en ediciones anteriores, el servicio Temperley – Haedo fue interrumpido a fines de octubre de 2019 a causa de un socavón en el terraplén a la altura del kilómetro 35 del ramal, lo que comprometió la estabilidad de una de las vías de la traza. Los trenes de carga siguieron circulando, pero por vía única y a velocidad de precaución.

El daño al terraplén fue provocado por habitantes de la zona en el contexto de un temporal. Ante el desborde del arroyo Santa Catalina y el canal Mugica, sus viviendas se inundaron y los pobladores avanzaron sobre el terraplén para facilitar el drenado del agua.

Ese sector es uno de los más complejos que atraviesa el ramal, ya que las viviendas están ubicadas a escasos metros de las vías. De hecho, antes del incidente del año pasado, el tramo ya estaba precaucionado y los trenes circulaban a baja velocidad. Esta problemática no es exclusiva del ramal Temperley – Haedo: de acuerdo con datos del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, hasta un 5% de los barrios precarios de todo el país están asentados sobre vías del ferrocarril o a menos de 10 metros de ellas.

El ramal, a pesar de haber sido tratado históricamente como marginal, tiene un potencial desaprovechado y una importancia estratégica: es el único ramal ferroviario transversal del área metropolitana. Partiendo desde Temperley -donde enlaza con varios ramales del Roca- permite combinar con la línea Belgrano Sur (en el nodo Agustín De Elía/Km. 12/Ing. Castello) y con la línea Sarmiento (en Haedo). Hacia el norte, aunque con vía simple y sin servicios de pasajeros, se vincula con la línea San Martín (estación Caseros). Hacia el sur, sus vías permiten conectar con La Plata vía Bosques/Villa Elisa. Además, tiene un enlace directo al Mercado Central de Tapiales.




Destacados

Ultimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios